www.melillahoy.es
Imagen de los Juzgados de Melilla
Ampliar
Imagen de los Juzgados de Melilla

Fiscalía solicita ocho meses de prisión a tres acusados por robar teléfonos móviles de una agencia de transportes

Algunos de los investigados reconocieron los hechos en el juicio

jueves 02 de enero de 2020, 04:00h
El Ministerio Fiscal solicita una pena de ocho meses de prisión a tres acusados por un delito de hurto debido a que robaron teléfonos móviles de una agencia de transportes que enviaba mercancía desde Málaga. También, Fiscalía reclama una multa a una investigada por un delito de receptación teniendo que pagar una multa. Algunos de los acusados reconocieron en la vista oral los hechos que ocurrieron en el año 2012 cuando todos trabajaban en el almacén de otra empresa donde llegaban los paquetes procedentes de otra agencia de transportes.
Uno de los acusados reconoció en el juicio que en el año 2012 robó uno de los teléfonos que llegaron al almacén de otra agencia de transportes, pero que devolvió el terminal a Comisaría.

La acusada, expuso que, su trabajo era asignar a los repartidores los paquetes. Aseguró que no sustrajo ningún teléfono móvil sino que se lo compró a un conocido de una amiga suya en el barrio de Las Palmeras. Contó que quedaron, regateó con el vendedor y le costó unos 280 euros un Iphone 4. A preguntas de Fiscalía sobre si sabía que estaba comprando un teléfono muy por debajo del precio original, respondió que sí. Sobre si sabía que era robado, contestó que no, porque le dijo que no lo quería, “estaba usado, pero era nuevo”.

La defensa le preguntó si cuando trabajaba de encargada en la empresa sabía que contenían los paquetes que llegaban y dejó claro que no lo sabía.
“Me pareció barato que me vendiera el móvil por 280 euros, pero me lo dio en su caja original con su accesorios”, sostuvo.

Otro de los acusados reconoció que se apropió de uno de los teléfonos, pero que lo devolvió en la Policía. Apuntó que conocía al otro acusado del trabajo, pero que nunca le había dejado su móvil de la empresa.

El último investigado, explicó que, no robó ningún teléfono y lleva más de 13 años para la empresa, y actualmente sigue trabajando en ella. Aseguró que tenía un móvil de empresa con una tarjeta PIN a su nombre y que se lo dejaba a todos sus compañeros, por eso, se sorprendió cuando la Policía le llamó diciéndole que su número estaba en un móvil robado.

Uno de los testigos, expresó que, sigue como gerente de la agencia de transportes y empezaron a darse cuenta de los robos porque los clientes reclamaban los terminales. Señaló que se hacían los envíos a Melilla por medio de otra empresa, y en los ordenadores ponía que el pedido había sido entregado cuando no era así. La Policía, expuso que, comenzó una investigación y pudo recuperar los móviles, aunque no reclama por los robos porque sucedieron en el año 2012.

Uno de los agentes contó que investigaron porque se habían producido robos en una agencia de transportes y desde Málaga se pidió la portabilidad de los terminales, los acusados introdujeron una tarjeta y se localizaron a los implicados en el hurto.

Otro de los policías señaló que, les requirieron desde Málaga para detener a las personas acusadas de robar teléfonos móviles de una agencia de transportes, hubo dos detenidos y dos personas que adquirieron el móvil por un tercero. Expuso que a uno lo cogieron en un cacheo en el barrio del Real, y otros en los domicilios.

Conclusiones Fiscalía
Fiscalía modificó la pena que inicialmente solicitaba a los acusados por reconocer los hechos, pasando a ser de 8 meses de cárcel por un delito de hurto. Aunque dejó claro que no le convenció las declaraciones de uno de los acusados que decía que prestaba el teléfono de empresa a sus compañeros porque “eso no explica que estuviese el número de su mujer o de su cuñado en un móvil robado”. Sobre la otra acusada, el Ministerio Fiscal cree que hubo un delito de receptación, con ánimo de lucro ya que se había producido un robo anterior, por ello, compró el teléfono “sabiendo que tenía un procedimiento lícito”.