www.melillahoy.es

Imbroda asegura que la investidura de Pedro Sánchez fue “la más indignante y tóxica” de la Democracia

Juan José Imbroda durante su comparecencia de ayer
Juan José Imbroda durante su comparecencia de ayer (Foto: Melilla Hoy)

El presidente del Partido Popu.lar en Melilla mantiene su esperanza en que el Gobierno recién nacido tenga una vida corta y que “no dé tiempo a que cause mucho daño”

jueves 09 de enero de 2020, 04:14h
El presidente del Partido Popular en Melilla, Juan José Imbroda, considera que la de Pedro Sánchez ha sido la investidura “más indignante y tóxica” de la historia democrática en nuestro país, y asevera que se ha convertido al PSOE en un partido de “extrema izquierda, dejando huérfano a la socialdemocracia”. Se muestra esperanzado en que el Gobierno nacional tenga una vida corta y asegura que el PP regresará con fuerza, con Pablo Casado a la cabeza, “a levantar el país”.
En rueda de prensa, Imbroda aseveró que el martes se vivió en el Congreso la investidura “más indignante, tóxica, la peor de todas” las que se han vivido a lo largo de la Democracia porque “nunca se había dado con tanta fuerza que los que van contra España son los que pongan un Gobierno”.

El motivo, que hasta ahora “el espíritu de la transición, la Constitución, el sentido común y el patriotismo han empujado siempre a los grandes partidos a hacer lo necesario para que esto no pasara, pero ha pasado”.

Extrema izquierda
Afirmó que la deriva a la que Pedro Sánchez ha llevado al PSOE le ha convertido en un partido de “extrema izquierda, dejando huérfana a la socialdemocracia”, y le acusa de haber desoído a los “socialistas de pro que tanto hicieron por de la libertad y de la Democracia” de que no pactara con ERC y Bildu.

Considera “indignante” que Sánchez permaneciera “impasible” ante las manifestaciones de Montserrat Bassa (ERC) cuando aseguró que le importaba “un comino” la gobernabilidad de España, sino la independencia de Cataluña, o que Bildu “pusiera en la misma balanza a los fallecidos por acción policial a las víctimas de ETA; pero Sánchez no se levantó a llamar al orden, y tragó lo indecible”.

Asegura Imbroda que le “indigna la gran mentira, la traición al electorado y a los españoles” que escenificó Pedro Sánchez cuando al día siguiente de la jornada electoral pactó con Pablo Iglesias cuando durante la campaña electoral aseguró que “no pactaría con Unidas Podemos ni con los partidos independentistas”.

Mantiene que el ya presidente del Gobierno podría haber evitado todo esto “si hubiese querido, pero no quiso, porque se encuentra en su salsa y más a gusto con Junquera en la cárcel, y los filoterroristas, que si hubiese pedido la abstención del PP”.

Desde su punto de vista hay dos cuestiones que pueden “favorecer a España”: la primera, que “este gobierno no dure mucho, que no dé tiempo a que cause mucho daño y que no sea irreversible para todos los españoles, y que Sánchez engañe también a ERC, Bildu y Podemos como ha engañado a los españoles” y no cumpla lo pactado.

Le resulta paradójico que los partidos que arroparon la investidura de Pedro Sánchez no superaban los diez millones de votos, mientras que quienes no lo respaldaron suman algo más de 11,3 millones de electores, e indica que, si el ofrecimiento de España Suma hubiese salido adelante, “habríamos ganado las elecciones y no estarían gobernando ERC, Bildu y Podemos”.

Miopías
Asegura que Casado, antes de las elecciones hizo una “oferta generosa, la de España Suma, en la que entraba el PP despojándose generosamente de activos para sumar con otros, pero Ciudadanos no quiso, y si no hubiese habido ambiciones políticas desmesuradas por su parte, habríamos sacado 117 diputados y el PSOE 102, y si se hubiese sumado Vox tendríamos mayoría absoluta con 177 escaños”.

Sin esas “miopías” afirma que PP y Ciudadanos hubiesen ganado las elecciones y no se hubiese vivido lo ocurrido el martes en el Congreso, pero aún así se declara convencido de que el próximo Ejecutivo nacional “no será un gobierno Frankenstein, sino un Gobierno del PP para levantar España porque, aunque cometemos errores, podemos estar tranquilos porque la unidad de España no se rompe, ni la igualdad de los españoles”.

Imbroda asegura que se sobrepone “al pesimismo generalizado y la incertidumbre que ha dejado” la investidura de Sánchez y que el PP será “más pronto que tarde, la opción ganadora”, convencido de que levantará el país “porque lo de ahora que ser un mal sueño”, concluyó.

La rebelión cantonal a evitar y el chantaje territorial
Califica de “abominable y deleznable” que, tras lo vivido en el Congreso con los apoyos de separatistas y representantes unipersonales a la investidura, que CPM se planteara, en el caso de que Aberchan hubiese logrado el escaño, “la posibilidad de chantajear” al futuro Gobierno buscando así unos supuestos privilegios para Melilla.

Afirmó que la “Constitución establece la igualdad de los españoles y la cohesión como principio de solidaridad”, por lo que aplaude la decisión de la diputada de Canarias y el de Cantabria que se opusieron “a la compra de votos, porque no se trata de que me den más dinero o prebendas, sino de que España, herencia de 500 años, quede para las futuras generaciones y, por tanto, debe primar el sentido de Estado”. Recordó, en este sentido, lo ocurrido en la primera república con la rebelión cantonal; una experiencia a no repetir.

La gran altura del discurso de Pablo Casado (PP)
También destacó la intervención de Pablo Casado, presidente nacional del PP, en la sesión de investidura, del que dijo que “se ha destacado como un gran líder del centro derecha en España, porque ha demostrado solvencia política e intelectual, sentido de la patria y en los valores constitucionales como ninguno”.

Dijo que su discurso fue “moderado, potente y firme en sus convicciones sobre igualdad, unidad territorial, cohesión y defensa del sistema democrático”, lo que le convirtió en “el mejor con diferencia de los que se escucharon” en el Congreso.

Aseveró que el líder del PP tiene “la altísima responsabilidad en estos momentos de aglutinar nuevamente lo que es el Partido Popular, y estará a la altura de las circunstancias y conformará un partido potente, una España Suma más potente para convencer a los españoles en las próximas elecciones”.