www.melillahoy.es

El PP afirma que “no hay argumentos sólidos” para no prorrogar a Arquisocial el contrato de gestión de Purísima

El centro acoge a más de 800 menores en estos momentos
El centro acoge a más de 800 menores en estos momentos

El presidente de la formación, deja en el aire que tal vez lo que busca la Ciudad es rescindir el contrato para dar paso a otra empresa

jueves 09 de enero de 2020, 04:00h
El presidente del PP, Juan José Imbroda, aseguró ayer que “no hay argumentos sólidos” para que no se firme la prórroga para que Arquisocial siga gestionando el centro de menores de Purísima, y deja en el aire que tal vez lo que se busca es rescindir el contrato para dar paso a otra empresa sin determinar.
Apuntó Imbroda que lo único que conocen del tema es que en noviembre hubo una comisión donde se aprobó, con sus votos y los del PSOE, la prórroga por dos años del contrato de gestión de Purísima a la empresa Arquisocial “en virtud del dictamen técnico”.

Ayer, 8 de enero, expiraba el plazo para proceder a la firma de la prórroga para que “puedan seguir los 200 trabajadores, con los más de 800 niños que viven ahí, pero no sé qué buscan los de CPM, y no sabemos qué va a pasar”, reconoció. Afirma que “no hay argumentos sólidos” para no prorrogar el contrato, pero “hay otros argumentos que dejo en el aire”.

Imbroda manifiesta que lo que ocurre con esta situación que se prolonga desde hace meses es que tanto los trabajadores como los menores acogidos se encuentran en una situación de “incertidumbre”, en especial cuando la empresa anunció que sin renovación tendría que llevar a cabo un ERE.

Expuso el presidente del PP que “la tendencia” del Gobierno de la Ciudad no se ha limitado a no dar trámite a esta prórroga, sino que también ha suprimido el CEPAD para el desarrollo de actividades deportivas en los colegios afectando a 60 monitores, no ha renovado el contrato de los parques, el servicio de grúa o el contrato de seguridad que repercute en 160 trabajadores.

Aunque no lo puede asegurar, sí que dejó “en el aire” que tal vez la intención del Gobierno locales “echar a unas determinadas empresas y sus plantillas, para dar paso a otras con otros trabajadores, y por eso creo que están montando esta historia”.

Confía que el tema de Purísima “termine bien, fundamentalmente por los menores que están ahí y para los trabajadores que me consta que son unos grandes profesionales”. También entiende que la empresa “no tiene culpa de que en junio hubiese 600 menores acogidos y ahora 800”. Indica Imbroda que en el CETI “cuando se desbordaba, se ponían tiendas de campaña y no se cambiaba de empresa, porque qué culpa tiene de que haya más o menos menores o inmigrantes”.