www.melillahoy.es

Vivas ve "una vergüenza" para España "dejar en manos de Marruecos el control de la presión migratoria"

Concentración de inmigrantes en Ceuta
Concentración de inmigrantes en Ceuta

Afirma el presidente ceutí que con el país vecino hay que mantener una buena relación pero no depender “en nada estratégico”

jueves 16 de enero de 2020, 04:00h
El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas (PP), ha denunciado en la Cámara autonómica que "es una vergüenza para España que el control de la presión migratoria de personas subsaharianas y menores y adultos marroquíes o argelinos sobre la ciudad se ponga en manos de Marruecos", en alusión a las reivindicaciones anexionistas del Reino alauita.
"Con el país vecino debemos tener una relación de buena vecindad y amistad, pero no podemos depender de él en nada estratégico", ha subrayado en alusión a las reivindicaciones anexionistas del Reino alauita.

Gobierno central
Durante el debate de una propuesta de la oposición para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez un Plan Cuatrienal de Sostenimiento del Empleo que, con 15 millones al año, sufrague la "reconversión" de la economía local, Vivas ha alertado de que la situación de la ciudad es "extremadamente grave" y que "precisa de la intervención inmediata del Gobierno de la Nación" todavía más ambiciosa.
"Ni los ceutíes ni España pueden soportar ni un minuto más la situación en la que se encuentra la frontera, cuya precariedad de recursos materiales y sobre todo humanos es absolutamente vergonzosa para un país como España", ha censurado el presidente de la Ciudad, que ha recordado que "en agosto de 2018 el país vecino decidió cerrar la aduana comercial de Melilla y el año pasado adoptó un rosario de medidas para perjudicar a las dos ciudades autónomas".

Según ha enumerado, "Marruecos ha cortado el comercio transfronterizo unilateralmente, ha arruinado el esfuerzo de España en el el paso fronterizo peatonal para porteadores, cada vez restringe más la llegada aquí de turismo de ocio y de compras, ha dictado instrucciones a los funcionarios marroquíes para que no visiten Ceuta y Melilla y ahora ha planteado lo de las aguas territoriales". "La llegada masiva de menores extranjeros no acompañados puede que no sea casualidad", ha deslizado.
"Los gestos de hostilidad de Marruecos son evidentes y la defensa de la españolidad de Ceuta debe tener una respuesta para sentar las bases de nuestro futuro económico: eso lo tiene que hacer el Gobierno de la Nación, al que esta semana vamos a pedir en un escrito varias cosas prioritarias y urgentes: la situación de la frontera lo primero, la emergencia que vivimos con los menores extranjeros no acompañados que ha desbordado nuestra capacidad de respuesta, un plan de medidas urgentes para el desarrollo económico de Ceuta".

Pensar en Ceuta es pensar en España
A su juicio, "pensar en Ceuta y en los ceutíes es la mejor manera que tenemos de pensar en España, que es de donde debe depender nuestro futuro económico, no de Marruecos".

Desde su punto de vista, "con una frontera segura, ordenada y bien dotada, que vengan todos los turistas marroquíes que quieran, cuantos más mejor, pero que no dependamos de eso". "Harán falta inversiones productivas, imaginación para la agenda digital y reformar el Régimen Económico y Fiscal (REF) especial, pero sobre todo emprendimiento y apoyo público", ha resumido. El líder de la oposición en la Asamblea, el socialista Manuel Hernández, ha evitado tomar la palabra durante el debate.