www.melillahoy.es
Abderrahim Mohamed en una imagen de archivo con menores
Ampliar
Abderrahim Mohamed en una imagen de archivo con menores

El viceconsejero del Menor anima a los melillenses a acoger temporalmente a niños de entre 0 y 8 años de edad

Este tipo de acogimiento está remunerado por Bienestar Social y el objetivo es que se desarrollen en un ámbito familiar seguro, estable y con una atención individualizada

jueves 16 de enero de 2020, 04:09h
El viceconsejero del Menor y Familia en el Gobierno de Melilla, Abderrahim Mohamed Hammu (CPM), ha animado a los melillenses a sumarse al programa “Acoge un niñ@. Regala un futuro”. Hammu ha explicado que el acogimiento familiar “es una medida temporal por la que el menor en situación de riesgo o desamparo, que no puede o no debe vivir con su familia biológica, pasa a integrarse en una familia de acogida”. Este tipo de acogimiento, en concreto niños de 0 a 8 años, está remunerado por la Consejería de Bienestar Social.
Mohamed Hammú ha subrayado que “el objetivo final es que estos pequeños puedan desarrollarse en un ámbito familiar seguro, estable y con una atención individualizada, hasta que puedan volver a su hogar o sean adoptados por otra familia”.

Al respecto, cualquier persona o familia que desee incluir en su entorno a estos niñ@s puede ser acogedora cumpliendo ciertos requisitos.

Este tipo de acogimiento está remunerado por la Consejería. Son niños de 0 a 8 años. El acogimiento familiar se remunera teniendo en cuenta una serie de circunstancias del menor acogido y de la familia acogedora, para las cuales se aplican una tablas y baremos.

Entre los requisitos que se exigen a las familias, están los siguientes:
  • Que no haya sido privada de la patria potestad respecto a ningún menor.
  • Que no haya sido condenada por delito de homicidio o lesiones, o por delito contra la libertad sexual o los derechos y deberes familiares.
  • Que no se encuentre afectada por investigación en curso o por medida o actuación acordadas para la protección de menores a su cargo por razón de riesgo o desamparo.
  • Medios de vida estables y suficientes.
  • Un estado de salud que no dificulte el cuidado del menor.
  • Capacidad de cubrir las necesidades de apoyo del niñ@.
  • Actitud positiva para su formación y seguimientos.
  • Ausencia de motivación adoptiva.
Las familias interesadas deben contactar con los servicios sociales de la Consejería de Bienestar Social, situada en la C/ Carlos de Arellano, 10.