www.melillahoy.es

SEO/Birdlife y Guelaya comparten en Melilla el censo de aves acuáticas invernantes

Pato Real
Pato Real

En Melilla el censo de aves acuáticas invernales incluye tramos costeros, el Río de oro y el embalse de las Adelfas

sábado 18 de enero de 2020, 04:00h
Este domingo 19 de enero Guelaya llevará a cabo una nueva operación para actualizer el censo de aves acuáticas invernales. En nuestra ciudad, el censo incluye tramos costeros, el Río de oro y el embalse de las Adelfas. SEO/Birdlife y Guelaya invitan a las personas interesadas en la observación de aves a participar. Los grupos de observadores saldrán del dique sur y del embalse de las Adelfas a las 9 de la mañana.
Dentro de las fechas internacionales de censos de aves es tradicional ya, pues se realizan desde hace 70 años en España los censos de aves acuáticas invernantes. Estos censos son ejemplos de ciencia ciudadana porque permiten conocer la ubicación y cantidad de especies de forma simultánea en muchos países, especialmente de Europa y norte de África, que en este caso no presentan diferencias notables por tratarse de aves que tradicionalmente migran a través del Mediterráneo.

En Melilla no existe una larga tradición de censo de aves acuáticas porque los hábitat de la ciudad no son especialmente favorecedores de su observación, si por aves acuáticas identificamos a las anátidas, patos y gansos que en las grandes masas de agua pueden llegar a miles de ejemplares.

Sin embargo, si existen hábitat de aves acuáticas en Melilla, más modestos, pero no por ello menos interesantes y por ello son ya 3 años que se vienen realizando estos censos a iniciativa tanto de Guelaya Ecologistas en acción como del recientemente creado grupo local de SEO/Birdlife, que colaboran en la actividad.
“El valor añadido de este tipo de censos, incluso en una localidad con pocas zonas húmedas para aves acuáticas es comprobar los efectos que el cambio climático provoca en las aves, que son indicadoras de cambios más globales. Comprobar que las aves acuáticas que se veían hace unos años se siguen viendo o comprobar que aparecen especies nuevas que antes no se observaban son resultados de la Ciencia ciudadana valiosos para el seguimiento de las aves y los ecosistemas acuáticos en este caso”, explican los organizadores.
“Masas de agua dulce tenemos una, el embalse de las Adelfas, donde si es posible ver habitualmente patos azulones y gaviotas, aunque tambien es posible ver otras especies como zampullines. Los ríos, y en nuestro caso el Río de Oro también posee sus aves acuáticas aunque escondidas en los carrizales y en la desembocadura, donde es habitual encontrar limícolas”, detallan.

Finalmente, la mayor cantidad de aves se registrará en los tramos costeros, aunque oscilará bastante según el viento dominante porque es sabido que si hace bastante viento las gaviotas estarán en tierra y se verán mas que si están en las aguas próximas siguiendo a los barcos de pesca que son su referencia para pescar. Ocasionalmente se podrán apreciar en la costa igualmente pasos importantes de pardela balear que en invierno pueden superar los 1000 ejemplares.