www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

David Ramos consiguió el gol de la victoria en el minuto 85, con un trallazo desde veinte metros de distancia que entró por la escuadra
David Ramos consiguió el gol de la victoria en el minuto 85, con un trallazo desde veinte metros de distancia que entró por la escuadra (Foto: U.D. Melilla)

1-0. Triunfo muy práctico del Melilla

lunes 20 de enero de 2020, 04:00h
La U.D. Melilla consiguió un importante triunfo en la matinal de ayer domingo ante el Celta B, en un choque muy igualado que se resolvió en los instantes finales con el golazo conseguido por David Ramos en el minuto 85. Esta victoria sirve además como un gran ‘balón de oxígeno’ para el conjunto azulino de cara a poner tierra de por medio con los puestos de la permanencia, precisamente con el Celta B, rival que marca la zona de promoción de descenso, de los que se distancia en 4 puntos.
Los melillenses se mostraron muy prácticos y aprovecharon a la perfección una de sus escasas ocasiones para ganar el duelo directo ante un filial que no estuvo acertado en la definición y perdonó ante la meta defendida por Hodei Oleaga.
El partido en sí quedó deslucido por el fuerte viento, condicionando así el juego que intentaron exponer ambos conjuntos con un fútbol más vistoso, por lo que se vieron obligados a adaptarse a las circunstancias y competir de la mejor forma posible.
El primer tiempo fue bastante igualado y competido, aunque fue el cuadro visitante, con el viento a su favor, el que disfrutó de las mejores ocasiones. Así, en el minuto 4, Bermejo botó un saque de esquina y Ros, solo ante Odei, remató de cabeza a placer, pero el cancerbero azulino detuvo el cuero en la boca de gol.
Los gallegos tenían encerrado al Melilla atrás, y en el 12’, Yeboah lo intentó con un disparo colocado desde fuera del área, pero de nuevo Odei estuvo seguro.
Los visitantes lo intentaban ante un Melilla ordenado atrás, y en el 23’, Yeboah volvió a intentarlo, con un fortísimo disparo desde la frontal, pero finalmente el cuero se marchó fuera, por encima del larguero.
Los melillenses, por su parte, intentaban entrar por la banda izquierda, pero apenas creaban peligro a la defensa del conjunto filial, excepto en el 25’, en un disparo de Juanmi Carrión, desde fuera del área, que el meta Rosic detuvo con algunos apuros, y en las postrimerías de la primera mitad, Ruano remató muy desviado, de cabeza, un centro desde la derecha.
En el segundo tiempo, el choque ganó en emoción, ya que no se resolvió hasta los instantes finales. El juego no tuvo un claro dominador, pues la iniciativa en los primeros compases fueron de los melillenses, mientras que el Celta B también se prodigó a partir del minuto 65, además de disfrutar de las mejores oportunidades ante un Melilla que al igual que hace dos jornadas se mostró muy práctico para sumar los tres puntos en juego.
Así, el conjunto local dispuso de la primera oportunidad en el 51’, por mediación de Fran Bueno, tras un pase de David Ramos, pero en el mano a mano con el meta gallego, el canterano remató fuera.
Por su parte, el Celta B replicó con gran peligro en el 62’, en una jugada de ataque de Manolito Apeh que concluyó en un saque de esquina que ejecutó Moha, que envió en el segundo palo a Ros, pero éste, con todo a su favor, remató, de cabeza, fuera.
El conjunto filial insistió en el 72’, en otra acción de Manolito Apeh, tras un pase de Losada, pero su disparo se machó fuera, y dos minutos después, el mismo protagonista del Celta B encontró en el meta Odei una gran parada.
El Melilla, por su parte, despertó en los instantes finales para conseguir una victoria importantísima, en una incursión de Ruano por la banda izquierda, encaró al meta visitante y éste se lució en una gran intervención, pero su rechace llegó a David Ramos, que desde veinte metros de distancia enganchó un potente chut que entró como una exhalación por la escuadra de la meta defendida por Rosic.