www.melillahoy.es

Buenos días

 ¿Me fio de usted?

¿Me fio de usted?

Andrés Hernández

martes 21 de enero de 2020, 04:00h


Si Pedro Sánchez, sigue hablando de izquierdas como lo viene haciendo, le aparecerán las derechas, y nada nuevo tendrá que ofertar. Todo será igual que antes. Los mismos perros con collares distintos. Una pelea perruna callejera, y a nivel de “mandamás del partido”, dineritos al bolsón Que diría la copla. La copla que nadie nos canta. Que la hemos cantado nosotros, porque ellos nos enseñaron la letra

.No. Los reclamos de los cabecillas de esos dos bandos-rojos y azules- tienen que desaparecer. Y con ellos, esos instructores oportunistas, que hacen de la política un negocio particular, prometiendo lo mismo, pero por caminos diferentes, donde andan, viven y se enriquecen, con sueldos, sobresueldos, dietas, chanchullos, y robainas, y todo lo que no se sabe, por muchos medios informativos o deformativos que haya… Son tan gilis que han dado lugar, por inutilidad, egoísmo y prepotencias, que muchas guarrerías suyas, hayan trascendido a la calle, “como las bragas de la Paca, que más que a colonia olían a Kk.” Si Pedro Sánchez continúa con su Cantinela a dúo, jamás será una cabeza rectora y serena. Acabará siendo un marchoso alcahuete, de testuz endeble y pusilánime, orientado y exigido por intereses ajenos a sí mismo, que dejará de nuevo tras de sí, el desconcierto y el enfrentamiento de un país dividido, empobrecido y enemigo de sí mismo.
“En política, como arte de educar y engrandecer a los pueblos, no existen esas dos definiciones, que solo valen para enfrentar a la gente haciéndolas participes de un engendro de palabrerías, al tiempo que las separa y las minusvaliza, de todo aquello, que en realidad las orienta, hacia un futuro más ecuánime y benefactor, al tiempo que les otorga el reconocimiento de su propia dignidad como persona y no como seres contrahechos por doctrinas inútiles y perjudiciales.”. He dicho.

Las izquierdas y derechas solo existen en cuerpos tullidos. Muñones de un conjunto. El cuerpo normal, ni siquiera las nombra y mucho menos las utiliza para valerse de ellas en sus intereses. Recuerdo que, en cierto programa de TV, Pedro Sánchez le dijo a Rajoy en su cara: No me fio de Vd. Igual le digo D. Pedro, si sigue Vd. con la cantinela de su “instrucción”. Pues ya comienza Vd. separando al personal.

Y no me diga Vd. que hay gente que sigue siendo de los dos bandos, por recuerdos, rencillas, ignorancias y herencia familiar. Y toda esa quincallería que solo sirve para embrutecer y descalificar, anulando los valores auténticos que deben prevalecer, y que los verdaderos políticos reconocen y trabajan por ello. Los auténticos políticos. No ese cardumen existente, aparecido de la noche a la mañana, la cual pretende arreglarlo todo con palabrerías, y falsa “monea” que diría la copla.

Buenos días y a ver si aprendemos de una puñetera vez, lo que contiene en sí misma, la palabra POLÍTICA y no lo que interesa hacer con ella… Además, le deseo toda la suerte en su trabajo. Porque al hacerlo, estoy pensando en este hermoso país, más que en Vd. No como otros, que piensan más en que Vd. fracase, para hacer de su fracaso sus propios triunfos, sin tener en cuenta que España debe ser, porque lo es, el éxito de todos. Esa es y no otra, la gran victoria de la POLÍTICA. ¡Suerte! Y que yo, como tantos otros, tengan el color que tengan, mañana, podamos hablar con orgullo, alegría y sentimiento de un PRESIDENTE. Amen.