www.melillahoy.es
Los diputados del PSOE, en especial su líder, Gloria Rojas, y el consejero Mohamed Mohamed Mohand, exigieron al PP respeto para su partido
Ampliar
Los diputados del PSOE, en especial su líder, Gloria Rojas, y el consejero Mohamed Mohamed Mohand, exigieron al PP respeto para su partido

Una pregunta sobre el Gobierno PSOE-Podemos y sus acuerdos provoca una gran bronca en la Asamblea

De Castro afeó al PP que “retuerza argumentos” sobre el Ejecutivo nacional y le acusó de llevar el asunto a la Asamblea con “muy mala baba”.- Rojas exigió a los populares respeto para el PSOE al acusarlo de apoyarse en “filoetarras”

martes 21 de enero de 2020, 04:15h
El presidente de Melilla y coordinador territorial de Cs en la ciudad, Eduardo de Castro, afeó ayer al PP que “retuerza argumentos” sobre el Gobierno de coalición que han formado PSOE y Unidas Podemos en España, y sobre el que el PP le instó a que se posicionara a raíz de unas declaraciones críticas de Inés Arrimadas. La pregunta de los populares provocó el momento más tenso del Pleno de Control celebrado ayer, en el que miembros de los tres partidos que conforman el Gobierno local, PSOE, Coalición por Melilla (CPM) y Cs, mostraron su disconformidad con el PP hasta el punto de que la vicepresidenta primera de la Asamblea, Dunia Almansouri, tuvo que llamar a la tranquilidad varias veces a las dos bancadas.
Durante la celebración de la sesión plenaria, el PP preguntó a De Castro si está de acuerdo con las declaraciones que hizo Arrimadas en el Congreso al señalar que el líder socialista, Pedro Sánchez, había puesto el futuro de España en manos de Iglesias, Rufíán, el PNV y Bildu y desprecia la alternativa constitucionalista.
“Me parece muy feo ese tipo de argumentos que está usando, me parece que retorcer los argumentos no nos lleva a ningún sitio”, respondió De Castro, que secundó las quejas de sus “compañeros del PSOE” sobre la alusión que hizo el PP a los “filoetarras”, afirmando que está “muy mal traído” a la Asamblea y es “de muy mala baba”.
De Castro, tras dejar claro que está “muy alejado” de las posiciones de Unidas Podemos y no le gustan ni Rufián ni Bildu, instó a esperar “a ver cómo se desarrolla” el Gobierno de coalición que se ha formado en España y confió en que “la razón y el sentido común imperen y los intereses de España estén por encima de los intereses de partido”.
“Deseo que Pedro Sánchez acierte, porque si lo hace, todos nos vamos a beneficiar”, agregó De Castro antes de apuntar que el tiempo pondrá a cada uno en su sitio y que su Gobierno “siempre estará en la vía de la Constitución Española, ya que “es la norma que protege a todos”, y es “la única vía posible y legal”.
Respecto a las declaraciones de Arrimadas, dijo que “son asuntos futuribles, el futuro es incierto y las situaciones cambian”, hasta el punto de que el PP, que gobernaba en Melilla hasta el 15 de junio, ahora está en la oposición y él, que antes estaba en esa bancada, hoy preside el Ejecutivo regional.
También reprochó al PP que utilice las declaraciones de Arrimadas para hacer política en Melilla, ya que “parece que ahora sea del PP y no lo es, sino que es líder de Cs”.
Las palabras de De Castro se produjeron después de que los diputados del PSOE, en especial su líder, Gloria Rojas, y el consejero Mohamed Mohamed Mohand, exigieran al PP respeto para su partido, después de que el diputado popular Daniel Conesa dijera que el Gobierno de Sánchez se ha apoyado para su constitución en “los bilduetarras”.
Tras este primer momento de tensión, en el que Almansouri tuvo que pedir “respeto a la Cámara”, se produjo otro aún mayor cuando Conesa dijo que “lo que ha hecho Sánchez no dista mucho de lo que hizo De Castro para llegar a la Presidencia”, y le preguntó si piensa como Arrimadas que Sánchez “ha puesto este país en manos de populistas, separatistas, golpistas y filoetarras”.
“Un respeto, que somos el PSOE, ¿vale? Ya está bien, hombre. Me va a llamar etarra, lo que me faltaba. El PSOE quitó a ETA”, se pudo oír con gran enfado a la líder socialista desde su escaño, mientras Almansouri seguía haciendo llamadas a la tranquilidad hasta el punto de reconocer que “esto se va de las manos”.
Conesa, que rechazó los “fuegos artificiales” del PSOE, pudo finalmente terminar su pregunta al subrayar la “incoherencia” del presidente de Melilla por “seguir en un Gobierno con partidos que apoyan al Gobierno de Sánchez cuando ha dicho en muchas ocasiones que no estaba de acuerdo con ese tipo de Ejecutivo”.