www.melillahoy.es
La batalla entre CPM y PSOE prosigue por los actos del nuevo año amazigh
Ampliar

La batalla entre CPM y PSOE prosigue por los actos del nuevo año amazigh

martes 21 de enero de 2020, 04:09h
Una demostración de división existente, aunque no llegue hasta el extremo del “cese temporal de convivencia” entre ambos socios de ejecutivo, es que han organizado dos actos similares y ninguno de los partidos ha acudido al evento programado por el otro
Que socialistas y cepemistas mantienen dentro del Gobierno de Melilla, una lucha soterrada, y cada vez más públicamente, es un hecho y si no ahí está el último ejemplo con lo ocurrido este pasado fin de semana.

En esta ocasión a cuenta de la contraprogramación de las actividades del año nuevo amazigh, después de que la consejera de Cultura Elena Fernández Treviño (PSOE) ofreciera una exhibición de productos gastronómicos y una actuación musical con cientos de personas el sábado en la Plaza de las Culturas y el domingo una comida para 500 comensales y música amazigh por parte de la viceconsejera del Mayor Fatima Mohamed Kaddur (CPM) en el Hotel Melilla Puerto.

Una demostración de la división existente, aunque no llegue hasta el extremo del “cese temporal de convivencia” entre ambos socios de ejecutivo, es que en el acto de la Plaza de las Culturas no acudió ningún cargo cepemista para salir en la foto con las socialistas Gloria Rojas y Elena Fernández Treviño y en el del domingo por su parte no asistió ni un cargo del PSOE, por lo que todos los focos se los llevó la omnipresente Fatima Mohamed Kaddur.

Entre medio estuvo la cena de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Melilla donde se pudo ver únicamente a Fatima Mohamed Kaddur junto al presidente de la Ciudad Eduardo de Castro (Cs), pero de nuevo sin presencia socialista.

Hay quienes no creen en las casualidades y tantos eventos en los que ya no comparten presencia socialistas y cepemistas llama la atención.

El PP no desaprovechó la ocasión para destacar esto que viene sucediendo y para añadir más leña al asegurar que CPM intentaba “invisibilizar” el trabajo que desarrollaba el PSOE, al organizar de manera “apresurada e improvisada” la comida multitudinaria al tiempo que denunciaba el despilfarro de dinero público que a su juicio suponía duplicar un acto con menos de 12 horas de diferencia. Habrá que ver qué pasa en próximos actos y si esta separación se mantiene o se reconduce la relación. Solo es cuestión de tiempo para conocer la respuesta.