www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Foto de familia de los componentes de la Escuela de Porteros de la U.D. Melilla
Foto de familia de los componentes de la Escuela de Porteros de la U.D. Melilla (Foto: U.D. Melilla)

La Escuela de Porteros del Melilla continúa con la formación de sus jóvenes promesas

jueves 23 de enero de 2020, 20:09h
La Escuela de Porteros de la U.D. Melilla continúa con LA formación de sus jóvenes promesas deportivas. Así, en el campo anexo del Estadio Municipal Álvarez Claro se citan una gran cantidad de niños y niñas de varias edades durante dos días a la semana. Todos ellos se ejercitan con una ilusión en común: convertirse en buenos porteros de fútbol. Esta Escuela de Porteros está dirigida por el entrenador de porteros de la primera plantilla, Moha Sadik, que cuenta con la colaboración de Léo Santos y Ayman, guardametas de la primera plantilla azulina.
Mohamed Sadik explica que los ejercicios a llevar a cabo en la escuela son, entre otros, “coordinación, técnica de caída, juego con el pie, saque con la mano, saque con el pie, juego aéreo y saque de meta… Todo lo que conlleva la adaptación al terreno de juego y lo que se lleva a cabo en un partido”.
Moha, que también entrena a los porteros del primer equipo, reconoce que le resulta más fácil entrenar a estos pequeños, al tiempo que se motiva a sí mismo. “Para mí es un lujo y un privilegio entrenar a los niños. Ver a un niño hacer un ejercicio bien y ponerse contento, para mí es un orgullo”.
Por otra parte, Ayman, canterano y portero del primer equipo, no sabría elegir si disfruta más entrenando a los niños o con el primer equipo. “Con la ayuda de Mohamed, por las mañanas da gusto entrenar. Es un entrenador de porteros que lleva ya muchos años y sabe lo que hace. Lo pasamos muy bien, pero también al entrenar a los niños disfrutas porque ves cómo van aprendiendo el oficio y te diviertes”.
Además, el melillense reconoce que esta actividad le viene bien para mejorar como portero. “Desde que estamos aquí, yo he cogido muchísimo más golpeo, más motivación y la verdad es que estamos muy contentos con todo”.
Su compañero de equipo y de escuela de porteros, Léo Santos, tampoco se decanta entre entrenar o ser entrenado. “Sin duda, entrenar a los niños es disfrutar de diferente forma. Les estás aportando algo, pasando un testimonio tuyo a todos ellos”. Asimismo, el portugués afirma que con las clases “mejoramos como porteros y como personas. Sin duda, es una experiencia única la que estoy viviendo ahora mismo”.
El objetivo de la Escuela de Porteros ‘José Luis Montes’ no es solo formar a buenos guardametas, sino enseñar valores del fútbol, como el esfuerzo o el compañerismo.