www.melillahoy.es

La escritora, que ha venido por tercera vez a Melilla, llenó el salón de actos de la Uned en este encuentro juvenil

Multitud de estudiantes de los institutos públicos acudieron a este encuentro literario
Multitud de estudiantes de los institutos públicos acudieron a este encuentro literario

Rosa Huertas: “Intento ofrecer un producto de calidad que haga crecer a los lectores y que aprendan algo”

sábado 25 de enero de 2020, 04:00h
Rosa Huertas, que es la tercera vez que participa en estos encuentros juveniles, llenó ayer el salón de actos de la Uned para hablar con los estudiantes de los institutos públicos de la ciudad sobre su novela ‘Prisioneros de lo invisible’. Aseguró que lo único que intenta como escritora es ofrecer un “producto de calidad” que haga crecer a los lectores y que siempre aprendan algo. Entre sus planes futuro, detalló que le gustaría seguir teniendo ideas para poder escribir novelas y que se publiquen para seguir haciendo este tipo de encuentros.
Rosa Huertas es la tercera vez que ha venido a Melilla
Rosa Huertas es la tercera vez que ha venido a Melilla
Rosa Huertas participó ayer en el primer encuentro de literatura juvenil del año gracias a la entidad Oxígeno Laboratorio Cultural con un convenio con la Consejería de Cultura. La escritora explicó a los medios de comunicación que para ella es “siempre muy emocionante” estar en Melilla porque es una ciudad “muy especial”, la tratan muy bien y los estudiantes leen sus libros con “mucho cariño”.

Respecto al encuentro juvenil, señaló que esperaba que fuera igual de emocionante que los otros porque ‘Prisioneros de lo invisible’ es una novela que tiene que ver con la anterior, además de que se siente “más tranquila” al ser ya la tercera vez.

Huertas destacó que la novela le ha dado “muchas alegrías” porque es una historia que refleja con realismo el ambiente de las clases en un instituto, cómo se sienten los jóvenes, lo que le ocurre a alguien cuando de pronto está en el grupo en el que no quiere estar, ese ambiente hace que se sientan muy identificados.

También, se trata de un libro de fantasmas, que es divertido, con mucha emoción y momentos de miedo.

La escritora cree que la lectura está en decadencia, pero no solo entre los jóvenes sino de una forma generalizada porque los adultos tampoco leen tanto, ahora se suelen ver series, o se está con el móvil.
“Con los chicos ocurre algo parecido porque tienen muchas ofertas de ocio y la lectura requiere un esfuerzo que otro tipo de actividades no”, remarcó.

Huertas dejó claro que la lectura ayuda a reflexionar, fomentar el espíritu crítico para expresar lo que no nos parece bien.

Para enganchar a los jóvenes a la lectura, aconsejó a los docentes ofrecer un abanico amplio, de calidad y que esté de acuerdo con su nivel como receptores. Apuntó que la literatura juvenil de calidad es el escalón necesario para llegar a una lectura más compleja.
“Es mi compromiso con la literatura, intento ofrecer un producto de calidad que haga crecer a los lectores, y que después de leer el libro los estudiantes hayan aprendido algo”, sostuvo.

Entre sus planes futuro, detalló que le gustaría seguir teniendo ideas para poder escribir novelas debido a que cada vez le resulta “más difícil” porque “llega un momento en el que dices si ya he contado todo lo que quería contar”. Pero, quiere seguir publicando libros que lleguen a los lectores y poder seguir haciendo este tipo de encuentros que le parecen “una maravilla”.
“Cuando publicas el libro, no sabes a quien ha llegado, pero comprendes la magia de la literatura, y cómo una historia que estaba en mi imaginación, ahora está en las mentes de todos estos chicos que no conozco de nada”, concluyó.