www.melillahoy.es

La “Marea Roja” en la Media Maratón “Ciudad de Melilla”

Los Regulares de Melilla en la VIII edición de la Media Maratón “Ciudad de Melilla”
Ampliar

Los Regulares de Melilla en la VIII edición de la Media Maratón “Ciudad de Melilla”

Por la COMGEMEL

lunes 27 de enero de 2020, 02:36h
El pasado domingo 26 de enero se celebraron en Melilla, de forma paralela, la VIII edición de la Media Maratón “Ciudad de Melilla” (con una distancia de 21.097 metros) así como una Carrera Popular de 10 kilómetros (con otros tantos 10.548 metros), que transcurrieron por idéntico circuito, pero dándole 2 vueltas la “media” y 1 los diez kilómetros.

Los atletas participantes recorrieron un circuito homologado por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), de recorrido urbano sobre asfalto, con salida en la Avenida Juan Carlos I y meta en la Plaza de España, incluyendo el Paseo Marítimo.

Como siempre que se celebra en la ciudad una prueba deportiva de estas características, un numeroso grupo de componentes del Grupo de “Regulares de Melilla” nº 52 toman parte en dicho evento. En esta ocasión, a pesar de la gripe, que se ha cebado con alguno de los inscritos en la unidad, se ha conseguido conformar un grupo de algo más de 130 participantes, repartidos entre ambas pruebas; éstos, que se enfundaron sus camisetas rojas con su emblema muy cercano al pecho, corrieron en torno a su Banderín de Regulares, recorriendo por las calles de Melilla y arropados por el aplauso y la sonrisa de sus conciudadanos, los más de 10 ó 21 kilómetros respectivamente.

Lo de menos, como siempre para ellos, era el tiempo; lo de más era la cohesión, el grupo, la unión…que hace la fuerza. Y en esas se anduvieron, turnándose con el peso de dicho banderín, en señal del esfuerzo compartido que hacen día a día en su preparación para el combate (y si por desgracia, algún día éste fuera necesario, preparados para la victoria). Ése y no otro es el objetivo final de la preparación de los Regulares; ése y no otro es el objetivo final de un Soldado, su preparación profesional para el combate, de forma que el resto de la sociedad pueda confiar tranquila en su plena disponibilidad ante cualquier situación.
¡Es imposible seguir al Soldado regular!