www.melillahoy.es
El PP dice que los presupuestos participativos son “una estafa” a los melillenses
Ampliar

El PP dice que los presupuestos participativos son “una estafa” a los melillenses

Según Paz Velázquez, “han sido un fracaso”, además de “una arbitrariedad y negligencia en la gestión”

martes 28 de enero de 2020, 04:10h
El PP de Melilla afirmó ayer que los presupuestos participativos son “una estafa” a la población por parte del Gobierno, al que acusó de “manipular a los melillenses con una supuesta participación ciudadana”, así como de “una arbitrariedad y negligencia en la gestión”.

La diputada local del PP Paz Velázquez recordó que los presupuestos participativos son “la única idea” del Gobierno tripartito de CPM, PSOE y Cs que, “aunque parecía una idea loable, ha sido un procedimiento plagado de irregularidades”.
Según Velázquez, el Gobierno ha incumplido sus bases “por intereses partidistas” en el caso de algunos de los proyectos que se han presentado para ser financiados con la partida de 4,6 millones de euros reservados a los presupuestos participativos, mientras que en otros sí se han aplicado las normas “porque les conviene para desechar proyectos”.
Con esta forma de proceder, que se suma al incumplimiento de los plazos, la diputada popular dejó claro que el Gobierno ha “desilusionado a muchos participantes”, uno de los cuales ha retirado tres proyectos, quedando 24 en la fase final de votación. Algunos, según dijo, no se ajustan a las bases por no poder ser englobados en ninguna categoría.

“Un fracaso”
Velázquez subrayó, además, que los presupuestos participativos “han sido un fracaso” porque han sobrado 1,5 millones de los 4,5 que esta iniciativa tenía reservados, lo que se une al hecho de que solo el 0,1 % de los melillenses hayan presentado propuestas, y “poco más del 1% han participado” en la votación.
“Aunque el Gobierno intenta hacer ver que son más democráticos que el anterior, esto es un engaño y una estafa que no podemos apoyar”, aseveró la parlamentaria, que se refirió a algunos proyectos, como el curso de alfabetización, que no se puede englobar en las categorías de cultura, infancia, mantenimiento de la vía pública, medio ambiente y obras.
Además, hay propuestas que “no se van a hacer”, como la creación de una escuela náutica en el balneario, que ahora es un centro de día para drogodependientes, por lo que se preguntó si el Gobierno piensa echarlos. O el proyecto de una ludoteca en el Mercado Central, sobre el que la Dirección General de Sanidad no tiene “ni un solo informe” al respecto.
Velázquez dice que “nadie sabe” en qué consiste otro de los proyectos denominado “Ocio, tiempo libre y educación en valores” porque no hay ficha técnica ni memoria y supondría 100.000 euros; y otro de 500.000 euros para crear fuentes públicas en los barrios periféricos ha sido enfocado ahora a “rehabilitar las que están”, que “no es lo que el participante ha dicho”.

Enrique Soler
Por el contrario, Velázquez criticó que se haya desechado un proyecto del Colegio Enrique Soler para destinar un monitor a tratar a niños con necesidades especiales alegando que se trata de una subvención, algo que la consejera ha rechazado porque, además de “crear falsas expectativas” e ilusión en la comunidad educativa, ha recordado que han sobrado 1,5 millones de euros. “Es porque es un colegio concertado y no les gusta”, dijo la diputada, que cuestionó, por último, dónde se va a construir el parque canino en el Industrial por 100.000 euros que plantea otro de los proyectos.

“Estos PGCAM son como un Kinder Sorpresa, no sabemos qué tendrán”

Velázquez hizo estas críticas tras recordar que el Gobierno aún no ha presentado el borrador de los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma para 2020 a la oposición, pese a estar ya a finales de enero, lo que supone “una demora inaceptable” que perjudica a los melillenses y supondría, en caso de que sean facilitados esta semana, que no se podrían aprobar hasta marzo.
“Estos Presupuestos son como un Kinder Sorpresa, no sabemos qué nos vamos a encontrar cuando nos lo faciliten”, dijo Velázquez, que recordó que el Gobierno actual “ha sido oposición durante 20 años” y “después de tanto criticar, ahora en el Ejecutivo no tienen ni una idea de lo que quieren para la ciudad”.