www.melillahoy.es

Presupuestos con mucho retraso y poco tiempo

jueves 30 de enero de 2020, 04:00h
Haciendo lo que antes criticaban, CpM, PSOE y Cs pierden credibilidad en las críticas que hacían como oposición, y la gestión que realizan como Gobierno
Se han hecho de rogar, pero los Presupuestos de la Ciudad Autónoma para 2020 ya están aquí y ayer iniciaron el recorrido parlamentario que necesitan antes de que sean aprobados para su entrada en vigor. Nadie puede dudar de que se han hecho de rogar más de lo debido y necesario, por mucho que el Gobierno se escude en los contratiempos y obstáculos que se han encontrado en el camino, como la sentencia del Tribunal Supremo que obligó a realizar una reestructuración de su composición, dejando fuera a quienes no eran electos y, por lo tanto, no designados por los ciudadanos.
Es verdad, nadie contaba con esa sentencia, pero tampoco hay que perder de vista que el golpe judicial llegó a mediados de noviembre, cuando los Presupuestos tenían que haber estado terminados y más que presentados en la Asamblea por los plazos temporales que marca la Ley y con los que CpM, PSOE y Cs eran tan escrupulosos estando en la oposición, hasta el punto de prometer que presentarían el anteproyecto presupuestario antes que nunca en la historia. La historia, sin embargo, ha demostrado todo lo contrario porque el tripartito decidió, antes de que la sentencia le estallara en la cara, dejar los presupuestos para después de las elecciones generales de noviembre bajo la excusa de que no fueran utilizados como arma electoralista. ¿No se fiaban los socios del Gobierno entre ellos?
Ciertamente, los Presupuestos de 2020 habrían llegado mucho antes, con antelación a que empezara el año para el que han sido confeccionados, si el Gobierno no hubiera decidido posponer su presentación hasta la celebración de las elecciones, y de no haber tardado cerca de un mes en negociar su reestructuración por la sentencia del Supremo. Más de un mes después de producirse dicha remodelación, los Presupuestos han seguido siendo una incógnita pese a que, allá por el mes de noviembre, aseguró que estaban elaborados.
Todos hemos visto que no era así y que esto es algo que debe mejorar el tripartito. También otro detalle, y es que después de haberse quejado año tras año durante sus dos décadas en la oposición del poco tiempo que les daba el Gobierno del PP para estudiar y debatir los Presupuestos, resulta que ahora que han cambiado las tornas y son quienes tienen el poder dan incluso menos tiempo a sus adversarios políticos para que hagan su labor de fiscalización. Poco más de una semana, ya que la idea es que las comisiones se celebren mañana y toda la próxima semana. Haciendo lo que antes criticaban, CpM, PSOE y también Cs pierden credibilidad en las críticas que hacían como oposición, y la gestión que realizan como Gobierno.