www.melillahoy.es
Mohamed Mohand
Ampliar
Mohamed Mohand

Mohamed Mohand: “Se mira en exceso a la Ciudad Autónoma en el tema del borrego, pero no tiene competencias”

El consejero de Economía y Políticas Sociales deja claro que se trata de “una cuestión de Delegación del Gobierno y del Ministerio de Agricultura”, ya que la Ciudad no gestiona la entrada del animal, sino su recorrido dentro de Melilla

lunes 03 de febrero de 2020, 04:04h
El consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, considera que el asunto sobre la entrada de borregos para la celebración del Aid El Kebir “muchas veces está mal enfocado”, porque “se mira en exceso a la Ciudad Autónoma”, que “no tiene competencias”. “Es una cuestión de Delegación del Gobierno y del Ministerio de Agricultura”, aclaró en declaraciones a MELILLA HOY.
Mohamed Mohand, que ya ‘sufrió’ el año pasado la polémica del borrego, también le tocará lidiar con este asunto de cara a la Pascua de 2020, cuya celebración podría tener lugar en torno al 30 de julio, dentro de poco menos de seis meses.
Sin embargo, quiso puntualizar que, en este tema, “se mira demasiado a la Ciudad Autónoma”, de la que no depende la entrada de los borregos a Melilla, aunque sí se encarga de gestionar su recorrido “dentro de la ciudad”.
Partiendo de esta premisa, Mohamed Mohand dijo no tener conocimiento de las gestiones que pueda estar llevando a cabo el Ministerio de Agricultura ni la Dirección de Agricultura de la Delegación del Gobierno para que puedan entrar a Melilla borregos procedentes de Marruecos, algo que no ha sido posible en los últimos años.
“No sé si van a pasar borregos, ni qué actuaciones se están llevando a cabo. No me aventuro a pronunciar nada en ese sentido”, apuntó el consejero
Sí apuntó que la Ciudad Autónoma, a través de la Dirección General de Sanidad, se encargará de gestionar el recorrido del animal una vez en la ciudad “desde donde se pudiese instalar el punto de inspección fronterizo, hasta la explotación ganadera”. “Si entra el borrego marroquí, que vaya destinado a una explotación de la ciudad que tenga su registro. Si viene un borrego de la península, exactamente igual y que en el momento que llegue a la ciudad, su trazabilidad continúe y llegue a una explotación ganadera, a un cebadero, y esté ahí hasta día del sacrificio”, explicó.
Todo ello, con el objetivo de que el día de la Pascua “se sacrifique el animal como buenamente se pueda y se celebre la festividad como buenamente se pueda”. “Hasta ahí va a llegar la responsabilidad de la Ciudad Autónoma”, dijo Mohamed Mohand para insistir en que la cuestión de la entrada del animal “tendrá que resolverlo la Delegación del Gobierno”, con la que su consejería tiene “buena relación” al compartir “el mismo color político”.
“Cuando sepan algo de por dónde va a ir la cuestión, que no tiene que estar muy lejos, lo sabremos aquí”, concluyó.