www.melillahoy.es

Delegación del Gobierno confirma un aumento del 18,5% en la ciudad y unas 20 denuncias en este pasado enero

La responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género, Laura Segura
La responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género, Laura Segura

Melilla registra un total de 347 denuncias por violencia de género en el 2019

martes 04 de febrero de 2020, 04:00h
La responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género, Laura Segura, expuso ayer que Melilla registró en el 2019 un total de 347 denuncias por violencia de género. En cuanto a los motivos, fueron por malos tratos en el ámbito de la pareja y quebrantamientos en las órdenes de alejamiento. Apuntó que se trataría de casi de una denuncia diaria con un aumento del 18,5% respecto al 2018 ya que se contabilizaron 269 denuncias. También, confirmó que en el mes de enero se registraron 20 denuncias, dos en el último fin de semana.
Laura Segura, responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género, detalló que en el año 2019 se registraron 347 denuncias por violencia de género, 319 en la Jefatura de la Policía Nacional y 28 en la Guardia Civil. Apuntó que hubo un aumento del 18,5% ya que se trata de casi una denuncia diaria, aunque hubo meses con “un mayor repunte”.

En Melilla hay 127 casos
En este año, solo en el mes de enero se han registrado un total de 20 denuncias, las dos últimas en este pasado fin de semana. Además, indicó que, de octubre a enero, ha habido tres denuncias por parte de menores de edad, y una de ellas está protegida.

Respecto a los datos del Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén) de diciembre de 2019, en Melilla hay 127 casos activos, 68 en riesgo no apreciado, 46 en riesgo bajo y 13 en riesgo medio. Asimismo, existen 1.781 casos inactivos que por diversas circunstancias no precisan atención policial.

El Sistema tiene registradas 1.794 mujeres en Melilla que en algún momento han sido maltratadas o con atención de algún tipo. En la actualidad, hay 127 casos en activo y hasta el viernes, dos en riesgos alto.
“El bajo dato de mujeres en riesgo extremo muestra el buen funcionamiento de las instituciones y de la protección que reciben”, sostuvo.

Según los datos facilitados por Delegación del Gobierno hasta el 31 de diciembre había 59 mujeres con protección policial en la ciudad.

También, se contabilizaron 87 llamadas al teléfono 016, dato que, no varía respecto al 2018 porque hubo 86 llamadas.

Segura destacó que aumentó el número de usuarias deservicio de atención y protección para víctimas de violencia de género que fueron 13 frente a las 9 mujeres en 2018.

Respecto a las casas de acogida para mujeres e hijos, remarcó que, han estado al 100% de ocupación, excepto el cupo que se requiere para casos de extrema urgencia. Sobre el número de víctimas de violencia preceptora de la renta de activa inserción ha sido de 70 mujeres.

La franja de edad en la que se dan más casos de violencia de género en Melilla es entre 21 y 40 años, siendo la mayoría españolas y con cargas familiares, aunque también se dan en denuncias en chicas muy jóvenes. La relación en su mayoría es la de cónyuge y en menor caso son exparejas. Más del 70% de las denunciantes tenía hijos e hijas y un 56% eran mujeres de nacionalidad española.

En cuanto a los agresores, el rango de edad aumenta, al igual que el índice de nacionalidad española, en torno a un 70%.

“No tenemos que bajar la guardia”
La responsable de la Unidad Contra la Violencia de Género, expuso que, se cerró 2019 sin ninguna víctima con resultado de muerte por violencia de género en Melilla, pero “no tenemos que bajar la guardia, sabemos que la violencia persiste”.

Laura Segura considera fundamental que se siga extendiendo el ámbito de actuación de la Unidad a la lucha contra la violencia que se da sobre las mujeres por razón de sexo o género no solo en el ámbito de la pareja. A través de estos datos, indicó que se debe de extraer la importancia de seguir trabajando para la erradicación de la desigualdad, visibilizar lo que está sucediendo en la sociedad y seguir sensibilizando en la importancia de percibir esta realidad como uno de los principales problemas a afrontar y erradicar.