www.melillahoy.es
Grande-Marlaska destacó en Rabat la semana pasada “el ejemplar trabajo conjunto” de las fuerzas de seguridad de España y Marruecos
Ampliar
Grande-Marlaska destacó en Rabat la semana pasada “el ejemplar trabajo conjunto” de las fuerzas de seguridad de España y Marruecos

El PP critica el silencio del Gobierno de España ante Marruecos sobre el cierre de la aduana comercial

“Estos señores ni van a Europa, ni el Gobierno de España hace nada y cuando van a Marruecos, hablan de cualquier cosa que le interese menos de Melilla”, criticó Imbroda tras el último viaje del ministro del Interior al país vecino

martes 11 de febrero de 2020, 04:07h
El PP de Melilla criticó ayer el silencio del Gobierno de España ante Marruecos por su decisión de cerrar la aduana comercial de la frontera melillense después de 170 años en funcionamiento de forma continuada, “desde tiempos de Isabel II”. En rueda de prensa, el expresidente de Melilla y presidente regional del PP, Juan José Imbroda, mostró así su rechazo a la postura del Gobierno de ensalzar la ayuda y la colaboración entre los dos países, obviando “aquel acto de hostilidad de Marruecos hacia Melilla, España”, sobre el que no ha habido “la más mínima respuesta”.
“Los melillenses nos hemos hartado, sobre todo los de los sectores afectados, de esperar una acción del Gobierno ante las autoridades marroquíes”, aseveró Imbroda, que argumentó su generalización a toda la sociedad melillense porque “aquí estamos todos bajo el mismo paraguas”.
Tras el cierre de la aduana el 1 de agosto de 2018 por decisión unilateral de Marruecos, Imbroda recordó que se crearon varias comisiones entre los dos países, pero “llega hace varios días a Marruecos el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y sale diciendo ‘qué bien nos llevamos y colaboramos con la inmigración, pero ni pío de los problemas de la frontera de Melilla ni de la aduana comercial’”.

Sin esperanzas
Por ello, Imbroda afirma que el Gobierno del PSOE ha quitado a Melilla “todas las esperanzas de volver a recuperar esa aduana después de casi dos años”, lo que habría podido reconducir la actividad económica de manera formal y legalmente documentada a través del espacio europeo que es la frontera de Beni-Enzar.
El expresidente melillense defendió esa aspiración porque la aduana comercial ha funcionado sin contratiempos desde que se abrió en torno a 1850, e incluso fue respetada después de que 1956 se produjera la independencia de Marruecos, acumulando una actividad “casi dos veces centenaria”.
Subrayó que el PP, durante la campaña electoral, destacaba la necesidad de que Europa se implicara más en este asunto a través del Gobierno de España, algo que tampoco ha salido adelante porque “estos señores ni van a Europa, ni el Gobierno de España hace nada y cuando van a Marruecos, hablan de cualquier cosa que le interese menos de Melilla”.