www.melillahoy.es
El gobierno sigue “desenterrando” a Franco ¿y qué hacemos con los homenajes a comunistas?
Ampliar

El gobierno sigue “desenterrando” a Franco ¿y qué hacemos con los homenajes a comunistas?

martes 11 de febrero de 2020, 01:40h
Estos y otros ejemplos de los partidos de izquierda de no respetar la historia, está provocando que por el otro lado también haya reacciones, como el mensaje viral que ya circula entra los melillenses, que detalla la decisión del Parlamento Europeo de condenar el Comunismo y el Estalinismo y obligar a retirar los reconocimientos, honores y calles a todos sus agentes en España (Carrillo, Pasionaria, Negrín, Largo Caballero...)
El Gobierno de coalición PSOE-Podemos sigue “desenterrando” a Franco. Una vez que lo consiguió literalmente, con el traslado de los restos del anterior jefe del Estado del Valle de los Caídos el cementerio de Mingorrubio-El Pardo, ahora lo sigue intentando mediante otros medios. “Reformaremos el Código Penal para que la apología y la exaltación del franquismo sean un delito. Por fin”, afirmó con contundencia este lunes la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, durante un desayuno informativo en presencia del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. El Gobierno socialista marca agenda y abre una nueva polémica alrededor del franquismo y la Memoria Histórica. En Melilla también tenemos quienes intentan sacar rédito a la figura de Franco, como quiere hacer el Ejecutivo tripartito. El Gobierno de la Ciudad asegura que está trabajando en la retirada de la estatua de Francisco Franco, la única que queda en la vía pública en España, que “en principio” se quedará en Melilla, aunque aún no ha tomado una decisión sobre cuál será su destino final. A preguntas de los periodistas, la portavoz de la Ciudad Autónoma, Gloria Rojas, dijo que el Gobierno melillense “está en ello”, si bien no dio fechas porque dice no saber cuándo se podría producir la retirada del monumento. Todo ello pesar de que este monumento no está dedicado a Franco por su condición de dictador, sino por su papel como Comandante de la Legión que salvó a la ciudad en la guerra de los años veinte.

Estos y otros ejemplos de los partidos de izquierda de no respetar la historia, está provocando que por el otro lado también haya reacciones, como el mensaje viral que ya circula entra los melillenses, que detalla la decisión del Parlamento Europeo de condenar el Comunismo y el Estalinismo y obligar al Estado Español a retirar los reconocimientos, honores y calles a todos sus agentes en España (Carrillo, Pasionaria, Negrín, Largo Caballero, Brigadas Internacionales..), Informar en los Colegios, Centros Educativos y Televisiones de los crímenes del Comunismo (Tren de la Muerte, Paracuellos,...).

Todo ello después de que la Eurocámara aprobara el pasado 19 de septiembre la denominada Resolución sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa, que condena los crímenes cometidos por los regímenes nazi y comunista a lo largo del siglo XX.

Esto es lo que pasa cuando se quiere remover la historia y no aceptar los hechos, que, si unos tiran para un lado, los otros lo hacen para otro, con los riesgos de fractura social que ello conlleva.