www.melillahoy.es
Estas dos actuaciones contra el narcotráfico han tenido lugar en apenas dos días en el control del preembarque en el puerto de Melilla
Estas dos actuaciones contra el narcotráfico han tenido lugar en apenas dos días en el control del preembarque en el puerto de Melilla

La Guardia Civil interviene en el puerto 92 kg de droga oculta en dos coches que pretendían embarcar rumbo a la península

En uno de los vehículos, de matrícula holandesa, había 51,7 kg escondidos bajo el suelo y en la zona de los asientos traseros.- En el otro, el conductor llevaba, supuestamente, 40,3 kg en diferentes zonas con destino a Bilbao

jueves 13 de febrero de 2020, 02:07h
La Guardia Civil ha intervenido 92 kilogramos de polen de hachís en dos vehículos que pretendían embarcar en el puerto de Melilla rumbo a la península en dos actuaciones contra el narcotráfico que han tenido lugar en apenas dos días.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que la primera y más abundante intervención de droga se produjo el pasado día 7 durante el control de seguridad previo al embarque de vehículos en el buque que conecta nuestra ciudad con Málaga.
Agentes del Equipo de Registro de la Sección Fiscal del Muelle procedieron al registro de un Citroën Berlingo de color azul y matrícula holandesa que estaba ocupado por dos personas, y que levantó las sospechas del instituto armado por irregularidades aparentes en el suelo del vehículo y en la zona de los asientos traseros.
En esa zona del vehículo, la Guardia Civil halló dos planchas colocadas de manera que pudieran simular la ocultación de la droga, bajo las cuales había 67 paquetes de diferentes formas y tamaños que contenían 51,7 kilogramos de polen de hachís, sustancia con la más alta concentración de este psicotrópico.
Los dos ocupantes del vehículo eran dos varones extranjeros, de los cuales el conductor era un residente en los Países Bajos de 55 años y con antecedentes policiales de análoga naturaleza, que iba acompañado por un hombre residente en Bélgica, de 38 años.
Ambos han pasado a disposición judicial como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas junto a la droga intervenida y el vehículo.

Dos días después, la segunda actuación
La segunda actuación contra el narcotráfico se produjo dos días más tarde, el 9 de febrero, cuando la Guardia Civil encontró 40,3 kilogramos de polen de hachís que se hallaban en múltiples partes de un vehículo que iba a embarcar hacia Almería, como en el parachoques delantero y trasero, las aletas, las puertas y el chasis.
El perro detector de drogas alertó de la posible presencia de drogas en el vehículo, un Audi A4 ocupado por su conductor como único ocupante, el cual se mostraba síntomas de nerviosismo, razón por la que los agentes le pidieron que bajara del vehículo para realizar una inspección exhaustiva y le preguntaron si tenía alguna cosa que declarar, a lo que contestó que no.
Tras la inspección, el instituto armado localizó 184 paquetes distribuidos en múltiples partes del vehículo, que pesaban en total 40,3 kilogramos de polen de hachís, y detuvo al conductor del coche, un varón de 50 años, de nacionalidad española y residente en Bilbao, posible destino de la droga, el cual ha pasado a disposición judicial.
Las dos actuaciones contra el narcotráfico han evitado la circulación en el mercado de más de 370.000 dosis de este tipo de estupefaciente.