www.melillahoy.es

BALONMANO-1ª DIVISIÓN ESTATAL

Faisal Salmi ha dirigido con anterioridad al conjunto melillense en tres temporadas
Ampliar
Faisal Salmi ha dirigido con anterioridad al conjunto melillense en tres temporadas (Foto: Calderay)

Faisal Salmi: “Hay que estar unidos, todos a una, pero en los partidos hay que dejarse la ‘piel’, todo y más”

“No me caso con nadie y en el momento que vea cualquier cosa que no me parezca de profesionales o que no se está al nivel de lo que se exige, tomaré las medidas que tenga que tomar y no me va a temblar el pulso”, asegura el nuevo entrenador del C.D. Virgen de la Victoria

jueves 13 de febrero de 2020, 04:00h
Faisal Salmi es desde el pasado martes el nuevo entrenador del C.D. Virgen de la Victoria, después de que Pablo Torres presentara su dimisión al frente del equipo “por temas personales”, aunque está claro que la situación deportiva ha sido determinante en su decisión. Precisamente, antes de las fiestas navideñas, el técnico melillense ya se planteó la posibilidad de renunciar al cargo tras los malos resultados, y ahora, la situación apenas ha mejorado después del parón liguero, ya que el que equipo ha encadenado seis jornadas sin ganar y sólo ha sumado 3 puntos de 12 posibles. Sin embargo, la entidad que preside Nasser Bagdad espera que los resultados mejoren y para ello ha apostado, como en anteriores ocasiones, por un técnico de la casa y sinónimo de éxitos, ya que Faisal Salmi ha conseguido, sobradamente, los objetivos marcados por el club en los tres años anteriores, principalmente en la primera campaña, en la que salvó al equipo del descenso cuando prácticamente estaba sentenciado.
El nuevo entrenador del Virgen de la Victoria afirma que vuelve de nuevo con ilusión, pese a que decidió no continuar como primer técnico después de tres temporadas agotadoras en las que consiguió el objetivo marcado por el club, y está convencido que el equipo seguirá una campaña más en la Primera División Nacional. “Al término de la pasada temporada decidí volver a mis raíces de trabajo en la base, en este caso en el Club Balonmano Maravilla, en el que estoy muy implicado, pero he seguido como segundo técnico en el Virgen de la Victoria, después de tres años agotadores, pues tanto emocionalmente como de salud, uno se va mermando. Estaba muy quemado con la situación y decidí dar un paso al lado, pero ahora, tras la dimisión de Pablo Torres, afronto esta nueva etapa con ilusión, que es algo que nunca se pierde”.
No obstante, el técnico melillense asegura que la situación no espreocupante y espera que el equipo mejore su posición en la tabla clasificatoria, a 4 puntos de distancia de la zona de descenso y con un partido menos. “Creo que el equipo podría estar mejor, pero por diferentes circunstancias no estamos donde nos gustaría. No obstante, vamos a intentar cerrar mejor los partidos, sobre todo en casa, que es muy importante, y confío en que la plantilla dé un poquito más, pues al final esto es una consecuencia de ellos. Muchas veces, el entrenador paga el ‘pato’, porque echar a seis jugadores es muy complicado, aunque en este caso es Pablo Torres el que ha dimitido, y vamos a ver lo que pasa”.
Faisal Salmi es un técnico que destaca por ser exigente, disciplinado y trabajador, algo que sus jugadores ya saben, de sobra. “El pasado martes hablé con los jugadores y dejé las cosas claras, en el sentido del respeto, que es importantísimo, además de la disciplina y el trabajo intenso. Me caracterizo porque no me caso con nadie y en el momento que vea cualquier cosa que no me parezca de profesionales o que no se está al nivel de lo que se exige, tomaré las medidas que tenga que tomar y no me va a temblar el pulso. Debemos intentar estar unidos, todos a una, y dejarnos de estar pendientes de todo menos de lo que hay que estar. Hay que trabajar durante la semana y en los partidos dejarse la ‘piel’, todo y más. Lo que no puede ser es que salgamos de los partidos sin ningún rasguño, hay que salir a darlo todo y darle una alegría a la afición. Hay mucha gente que viene a vernos y lo mínimo es que se vaya con un buen sabor de boca de su equipo”.

Bajón del equipo
Por otro lado, reconoció que el equipo ha bajado bastante su rendimiento, tras un gran inicio de Liga. “La competición la empezamos muy bien, acompañada por el buen estado físico de los jugadores y eso es un mérito de Pablo Torres, con el trabajo que planificó en la pretemporada, pero conforme han ido pasando las jornadas ha sido algo incomprensible lo que ha pasado, pues evidentemente yo he estado en la toma de decisiones con el entrenador, y se puede decir que el equipo ha bajado su nivel, pero sobre todo tenemos un problema que es latente, como es el tema del ataque, ya que somos el equipo menos ofensivo de la Liga. Es un dato objetivo que está ahí y en eso estamos”.

Mejorar ofensivamente
En este sento, explicó que su objetivo se centra en mejorar en ataque. “Es cierto que la salida, al final del campeonato pasado, de Braim y David Álvarez fue clave, ya que eran los máximos goleadores del equipo. Perder a estos dos jugadores nos hizo daño, pues todavía no hemos encontrado a jugadores con el mismo potencial ofensivo, pero todavía tenemos bastante margen para mejorar, aunque vamos a intentar implicar más a los jugadores en la toma de decisiones, darle un giro a todo y a ver si conseguimos cambiar los resultados, pero sobre todo tener más competitividad, pues creo que se puede hacer mejor de lo que lo estamos haciendo”.
“Si no se consigue tendremos que tomar alguna medida, pues esta es la temporada que más se ha apostado por traer a jugadores de fuera. Tenemos una plantilla con cinco o seis incorporaciones y los resultados no están acompañando. Vamos a ver lo que va pasando, pero yo garantizo que vamos a trabajar a tope”, avisa el nuevo entrenador del C.D. Virgen de la Victoria.

Elogios a Pablo Torres
Por otro lado, elogió el buen trabajo realizado por Pablo Torres. “Desde que se inició la temporada hemos estado en buena sintonía, trabajando conjuntamente, aunque ya tuvo un amago de marcharse antes de las navidades porque las cosas pasaron de tener la mejor racha de victorias a no ganar en las últimas seis jornadas. Es verdad que ha tenido varios bajones, pero este ha sido el definitivo. Es algo que me duele, así como a la plantilla, pues Pablo Torres es una persona que se hace querer y es trabajador, pero tras su marcha me ha felicitado por el trabajo, por haber estado ahí con él, aunque seguro que volveremos a coincidir en los banquillos o en el trabajo de la base, que a él también le gusta bastante”.

Partidos en casa
Por último, indicó que la mejoría de la plantilla pasa por ser fuertes, principalmente, en casa. “Tenemos una plantilla amplia y está claro que se debería mejorar algunas cosas con respecto a los años anteriores, aunque no quiero echarle la culpa a nadie, pues en lo único que pienso ahora es en el partido del sábado, que es muy importante, ante un rival directo, el Ciudad de Algeciras. Vamos a intentar solventar los partidos de casa e intentar puntuar fuera, pero es importantísimo que los partidos en nuestra cancha de juego se queden aquí. Sabemos que hay algunos partidos más complicados, pero ante los equipos de nuestra liga particular los debemos cerrar bien. No podemos dudar y fallar con lanzamientos incomprensibles, con situaciones que al final nos lleven a perder, como ha pasado el pasado sábado, ante un rival al que dominábamos durante todo el partido”.