www.melillahoy.es
Guelaya anuncia la vuelta de las reforestaciones al barranco del Nano de Melilla
Ampliar

Guelaya anuncia la vuelta de las reforestaciones al barranco del Nano de Melilla

Se celebrará a las 12 horas junto a las instalaciones de la Confederación, frente a los pinos de Rostrogordo

jueves 13 de febrero de 2020, 04:00h
La Asociación Guelaya Ecologistas en Acción continúa con su campaña de reforestaciones de este año con dos nuevas reforestaciones, esta vez en el barranco del Nano, junto a los pinos de Rostrogordo, según ha informado la organización que preside José Cabo. Los ecologistas melillenses han subrayado que se trata de una zona que está incluida en la Zona de Especial Conservación del barranco del Nano, lo que no evitó que se utilizara como lugar de acumulación de áridos, lo que transformó su vegetación completamente.
Guelaya ha detallado que la vegetación que se pretende introducir son en su mayor parte ejemplares de acebuches, que soportan bien las condiciones del suelo y forman parte del hábitat de conservación prioritaria para la Unión Europea, “Olea-ceratonio”, que permitió junto con el bosque de Tetraclinis la declaración del barranco del Nano como espacio protegido de la Red Natura 2000.

Asimismo, han añadido que además de las especies que es prioritario conservar, también se aportarán en menor cantidad otras especies ya que se trata de un lugar muy asequible de acceso y en donde se podría establecer un itinerario botánico que muestre una diversidad de especies representativas de todo el barranco del Nano facilitando la educación ambiental de la población y el uso educativo de la parcela una vez que se consolide el arbolado en la zona y las plantas arbustivas.

Esta reforestación se hace dentro del acuerdo adoptado con la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, que a su vez facilitará el trabajo voluntario de los melillenses que quieran participar.

Al respecto, ha apuntado que la zona de reforestación, donde ya se ha actuado en años anteriores, no está exenta de problemas. Por ejemplo, han indicado que “existen especies invasoras que regularmente son cortadas para evitar que cubran la zona en competencia con la vegetación autóctona, como es el caso de las acacias”.

Por último, ha aseverado que la Consejería se va a encargar de hacer llegar agua a la zona, que estará a disposición de las personas voluntarias que quieran regar.