www.melillahoy.es
A veces iba con una niña de corta edad, ambas con buena presencia, y así se ganaba la confianza de las personas mayores a las que visitaba
Ampliar
A veces iba con una niña de corta edad, ambas con buena presencia, y así se ganaba la confianza de las personas mayores a las que visitaba

La Policía detiene por novena vez a una mujer que se hacía pasar por asistenta para robar a mayores

Mujeres de entre 74 y 89 años denunciaron cuatro robos en sus viviendas en dos días en Cabrerizas y el Real

viernes 14 de febrero de 2020, 04:09h
La Policía Nacional ha detenido por novena vez a una mujer que visitaba a personas mayores en sus domicilios haciéndose pasar por asistenta social con el objetivo de robarles dinero y joyas. En algunas ocasiones, la detenida iba acompañada por una niña.
Esta detención es fruto de la investigación realizada por el Grupo de Delincuencia Urbana (GDU), después de que mujeres de entre 74 y 89 años de edad denunciaran cuatro robos en sus viviendas.
Los hechos ocurrieron los días 9 y 10 de este mes en Cabrerizas y el Barrio del Real, donde las víctimas manifestaron que una mujer se había personado en sus domicilios, en ocasiones acompañada de una niña de unos doce años de edad, de quien decía que era su hija.
La mujer, haciéndose pasar por asistenta social, recorría todas las habitaciones de la casa, rebuscando en los cajones, haciendo fotografías y, tras distraer a la víctima, se apoderaba de dinero y joyas.
De una de las casas visitadas logró llevarse 650 euros y todas las víctimas coincidían en que la autora era una mujer alta de complexión gruesa de unos 40 años de edad.
Agentes del GDU identificaron, localizaron y detuvieron a la presunta autora de estos hechos, concretamente una mujer de 37 años de edad, española y residente en Melilla, que seleccionaba a las víctimas buscando mujeres de avanzada edad que vivieran solas.
Después, las visitaba en sus domicilios, les decía que era asistenta social y que tenía que hacer informes para la Policía.
A veces iba acompañada de una niña de corta edad, ambas con buena presencia, y así se ganaba la confianza de las personas mayores a las que visitaba.
Cuando la víctima estaba acompañada, exigía que la dejaran a solas y luego le insistía para que no contara a nadie el hecho de su visita, según ha informado la Policía.
Asimismo, la mujer preguntaba a sus víctimas dónde guardaban el dinero y las joyas para después, con algún pretexto, como solicitar el DNI o que le buscara los medicamentos que tomaba o un vaso de agua, distraerlas y hacerse con todo el dinero y las joyas que veía en la vivienda.
La detenida, que cuenta con ocho detenciones anteriores por hechos muy similares al actual, ha sido puesta a disposición judicial esta mañana.

Consejos
La Policía ha hecho un llamamiento a la ciudadanía, especialmente a personas vulnerables, como mujeres de avanzada edad que viven solas, para que no permitan el acceso de desconocidos a sus viviendas hasta que no estén completamente seguras de quienes son.
Asimismo, les pide que, si han sido víctimas de un delito, lo denuncien ante la Policía, bien de forma presencial en la Jefatura Superior de Policía, o llamando al 091.