www.melillahoy.es

VOLEIBOL-SUPERLIGA MASCULINA

El entrenador del Club Voleibol Melilla, Salim Abdelkader, junto a la reciente incorporación, Mariano Giustiniano
El entrenador del Club Voleibol Melilla, Salim Abdelkader, junto a la reciente incorporación, Mariano Giustiniano

Salim Abdelkader: “Todavía hay posibilidades y tenemos que pelear por ello”

“El arbitraje ha venido a perjudicarnos. Cada vez que levantábamos cabeza se inventaban algo en las jugadas decisivas y caían siempre a favor del rival”, se lamentó el entrenador del Club Voleibol Melilla

martes 18 de febrero de 2020, 04:00h
El Club Voleibol Melilla encajó el pasado sábado una nueva derrota que complica bastante sus posiblidades de mantener la categoría, ya que tan solo quedan 15 puntos en juego y la zona de la permanencia la sigue teniendo a 9 puntos de distancia. No obstante, los melillenses confían en poder ganar su próximo encuentro para intentar reducir las distancias y seguir así con opciones matemáticas en estas últimas cinco jornadas de la Superliga Masculina. El conjunto de la Ciudad Autónoma volverá a jugar este sábado como local, ante al C.V. Manacor, penúltimo en la tabla clasificatoria, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz (19’30 horas).
Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, es consciente que la permanencia está muy complicada, pero sólo piensa en que su equuipo gane el próximo partido para seguir con opciones matemáticas. “Mientras siga habiendo números, el descenso nunca está consumado, pues todavía hay posibilidades y tenemos que pelear por ello”.
Sin embargo, el técnico melillense se mostró muy enfadado con los árbitros Diana Rico Sánchez y Rafael González Tabares, que completaron una mala actuación en el partido del pasado sábado ante el Arenal Emevé, con el que se perdió (1-3).
“Me da bastante coraje la forma en la que hemos perdido, pero al final es lo que hay, aunque me cuesta mucho hacer un balance de juego de lo que ha sucedido por esta circunstancia. Sabíamos que el rival nos iba a someter bastante y que defendería mucho, y que por tanto debíamos jugar a la larga. Sin embargo, con lo que no contábamos era con la actuación arbitral, pues cada vez que levantábamos cabeza en el encuentro se inventaban algo, pero el colmo de todo ha sido cuando les he avisado para hacer cambios y me comunicaron que no los podía hacer. Nos han roto”, se lamentó.
Además, el entrenador del Club Voleibol Melilla indicó también que su equipo dominó gran parte del encuentro, pero afirmó que no pudo hacerlo mejor por este motivo. “Como mínimo se han producido ocho errores arbitrales, en un partido en el que estábamos jugando con diferencia de dos, que deberíamos haber dominado más y estar más arriba en el marcador, aunque en el saque también cometimos errores que no deberíamos”.
“El arbitraje ha venido a perjudicarnos en todo momento. Lo que no puede ser es que todas las jugadas decisivas caían siempre a favor del contrario, y es imposible que ninguno de los dos lo haya visto y que siempre estén de acuerdo”, aseguró bastante decepcionado.
Pese a ello, analizó la derrota de su equipo ante el cuadro gallego. “El partido lo iniciamos bien, ya que ganamos el primer set de forma clara. Tuvimos una buena lectura del partido y en el bloqueo estuvimos muy bien. La igualdad fue máxima en el segundo y en el tercer sets, pero vuelvo a lo mismo y no me voy a cansar de decirlo: El partido lo dominamos en su mayor parte, aunque al final los árbitros nos sacaron del partido”.
Para finalizar, destacó el buen partido de su equipo, pese a que la victoria sonrió al Arenal Emevé. “No puedo reprocharle nada a los jugadores, pues todos han estado muy bien. La actuación de Mariano Giustiniano ha sido buenísima con el grupo, Francisco Fernández ha realizado un trabajo impresionante, al igual que los centrales Carlos Dos Santos y Vitali Kobzev, mientras que Alejandro López jugó de colocador, realizó un buen trabajo en la distribución y estuvo bastante acertado. En línas generales, estoy contento con el trabajo de todo el equipo”.