www.melillahoy.es
Marruecos y su presión sobre Ceuta y Melilla

Marruecos y su presión sobre Ceuta y Melilla

martes 18 de febrero de 2020, 01:48h
Así, desveló que el domingo habló con el presidente de los populares, Pablo Casado, para que transmitiera a Pedro Sánchez, en la reunión que mantuvieron este lunes en La Moncloa, la necesidad de "parar los pies a Marruecos" ante lo que considera una "política hostil" de dicho país hacia las dos ciudades españolas. Se desconoce la reacción del socialista.
La política que sigue últimamente Marruecos con las ciudades españolas de Ceuta y Melilla estuvo ayer más presente que nunca. A nadie se le escapa que al país vecino ha endurecido su acción sobre ambas ciudades, primero con el cierre de aduana comercial de Beni-Enzar el 1 de agosto de 2018 en Melilla, para proseguir en noviembre de 2019 con el cierre del paso de mercancías de Tarajal de Ceuta, seguidamente la imposición de sellar a los ceutíes que quisieran acceder al país vecino cuando hasta ahora solo era necesario el pasaporte para entrar en Tánger y Tetuán y por último la prohibición de acceso del pescado marroquí a Ceuta.

Una serie de medidas que solo buscan asfixiar a las dos ciudades autónomas ante la pasividad del Gobierno de la Nación, como reflejó ayer el ex presidente melillense y actual senador del PP Juan José Imbroda. Así, desveló que el domingo habló con el presidente de los populares, Pablo Casado, para que transmitiera a Pedro Sánchez, en la reunión que mantuvieron este lunes en La Moncloa, la necesidad de "parar los pies a Marruecos" ante lo que considera una "política hostil" de dicho país hacia las dos ciudades españolas. Se desconoce la reacción del socialista. Imbroda ha declarado que las autoridades marroquíes intentan "asfixiar" ambas ciudades poniendo trabas al paso de mercancías y de personas hacia uno y otro lado, y solicita por ello una respuesta "contundente" por parte del Estado.

En cambio, la Delegación del Gobierno en Melilla, en manos de Sabrina Moh (PSOE), agradecía a Marruecos colaboración para impedir entrar en Melilla de un coche 'kamikaze' con siete inmigrantes.

Al mismo tiempo, en Málaga los presidentes de Ceuta, Juan Vivas (PP), y Melilla, Eduardo de Castro (Cs), firmaban una declaración institucional con siete reivindicaciones comunes "prioritarias" al Gobierno central para "defender la estabilidad de ambas ciudades autónomas" sin que su futuro dependa de "decisiones que puedan tomarse al otro lado de la frontera" por parte de Marruecos, en cuyas autoridades aprecian una actitud especialmente "hostil" desde agosto de 2018.

Lo que está claro, tal y como dejó de manifiesto Imbroda, es que Marruecos es experto en aprovechar cualquier debilidad de los gobiernos de España, como el actual sustentado por una coalición como PSOE-Podemos y apoyado en independentistas, filoetarras y otros enemigos de la unidad española. Por eso, será importante la respuesta que dé el Ejecutivo Central a este desafío y la necesidad, más que nunca, de que se vuelque con Ceuta y Melilla para evitar su dependencia de un vecino que actúa como está actuando últimamente.