www.melillahoy.es
Imbroda muestra una reproducción de la Gaceta de Madrid del 3 de marzo de 1867, por la cual se establecía la aduana comercial entre el Reino de Marruecos y España
Ampliar
Imbroda muestra una reproducción de la Gaceta de Madrid del 3 de marzo de 1867, por la cual se establecía la aduana comercial entre el Reino de Marruecos y España

El PP instará al Gobierno a que negocie con Europa la entrada de Melilla en la Unión Aduanera

Dicha entrada debería producirse sin que se pierda el sistema fiscal de Melilla.- Los populares quieren abordar esta opción una vez realizados los estudios y ver que “las posibilidades de Melilla a Marruecos son muy pocas”

martes 25 de febrero de 2020, 04:15h
El PP planteará al Gobierno de España que inicie los contactos con la Unión Europea para ver si es posible que Melilla entre en la Unión Aduanera, pero “con los matices correspondientes”, que es que su sistema fiscal esté autorizado. Esta será una de las iniciativas que los tres parlamentarios nacionales de Melilla presentarán iniciativas en las Cortes Generales después de que Marruecos decidiera de una forma “unilateral y hostil” el 1 de agosto de 2018 cerrar la aduana comercial, lo que se une al fin del comercio atípico anunciado días atrás por el director general de aduanas marroquí, Nabyl Lakhdar.
El presidente regional del PP, Juan José Imbroda, avanzó que su partido propondrá la entrada en la Unión Aduanera porque “las posibilidades de Melilla a Marruecos son muy pocas” después de las medidas adoptadas por el país vecino y de las declaraciones del director general de aduanas, que “ha dicho que si no le dan una orden contraria, los melillenses no van a comer ni pescado”.
Imbroda recordó que ya existen multitud de estudios preliminares sobre la conveniencia o no de la entrada en la Unión Aduanera y ahora, “sabiendo lo que hay y lo que espera a Melilla en un futuro con la presión de Marruecos, tendríamos que estar muy ciegos para no saber dónde tenemos que ir”.
Así, recordó que Melilla no es una región ultraperiférica porque no se planteó en su momento, pero subrayó que en la Unión Europea hay escritos sobre regiones de especiales dificultades geográficas y la ciudad “tiene que estar ahí con sus especificidades”.
Apuntó que, si Melilla estuviera en la Unión Aduanera, la aduana comercial ya estaría reconocida como aduana comercial de Europa, aunque a su juicio, mientras eso se consigue, es necesario “pelear a muerte” porque Marruecos la reabra, ya que “es mentira que en ella se haga contrabando y que vaya contra los intereses de la competencia marroquí”.

Otras medidas
Imbroda anunció que esta propuesta sobre la Unión Aduanera también la llevará su partido a la Asamblea “para que todo el Gobierno de la ciudad lo apoye, es importante y bueno para Melilla”, dijo.
En este asunto, dijo Imbroda, el PP tiene el respaldo “total y absoluto” de la Dirección Nacional de su partido y Pablo Casado, ya que “no se puede consentir que Marruecos haya jugado con nosotros como ha hecho”.
Además de esta medida, el PP pedirá al Gobierno de España que mantenga en los Presupuestos Generales del Estado de 2020 los 293 millones de euros reflejados en los de 2018 para iniciar las obras de la ampliación del puerto por la sinergia económica que puede producir no solo la obra, sino también la liberación de terreno urbano de empresas que se trasladarían al terreno ganado al mar.
También plantearán los populares que el Gobierno suba al 75 % la bonificación del Impuesto de Sociedades y el IRPF y que se determine el ciclo mercantil completo en el artículo 33 de la Ley de Sociedades para ver de qué manera Melilla puede vender a Europa.
Además de las medidas del Gobierno central, el PP considera también que el Ejecutivo de Melilla lleve a cabo una serie de actuaciones urgentes, como incluir en los Presupuestos de 2020 la rehabilitación del edificio de Correos para uso universitario a partir del curso 2022/2023, sobre la que sugirió que sea adjudicada a Tragsa para una mayor celeridad. También plantea el PP la construcción del polideportivo del Campus y trabajar con la Junta de Andalucía sobre la ampliación de titulaciones.
Las medidas que el PP pide al Ejecutivo regional también afectan al eje turístico, destinando 3,5 millones de euros para billetes baratos que consigan traer a Melilla a 100.000 turistas en 2020, y firmando un convenio entre la Ciudad Autónoma y la Autoridad Portuaria para desarrollar la zona adyacente al futuro muelle de cruceros.
También en este apartado se incluye la propuesta de construir un hotel en el antiguo puesto de socorro para conceder posteriormente su explotación a una cadena nacional, y reanudar las negociaciones entre Paradores y Defensa para construir un gran parador en el antiguo cuartel de Caballería.
“Eso es mirar al norte y hacer ciudad aquí. Todo eso se cercenó cuando entró el Gobierno socialista y así nos va”, lamentó Imbroda, que instó igualmente a la Ciudad Autónoma a que desarrolle el convenio con la Junta de Andalucía, ya que eso supondría desarrollo en numerosos ámbitos.

Mirar al norte sin dejar de lado al sur, “más que nunca”
“Que se dejen de planes estratégicos y áreas de distritos para colonizar votantes allí arriba”, dijo Imbroda antes de insistir en que todas estas propuestas estaban en marcha con el anterior Gobierno del PP, algo que “no resiste la más mínima discusión”, y muchas de ellas las expuso en su discurso como presidente el 17 de septiembre de 2018, cuando instaba a “mirar al norte, sin dejar de lado al sur”. A su juicio, “hoy es más necesario que nunca”.
En cambio, lamentó que los partidos que ahora conforman el Gobierno de Melilla, entre ellos el PSOE y Ciudadanos, no tengan visión de futuro y criticaran aquel discurso, a pesar de que no han hecho ninguna propuesta para mejorar la situación económica y social de la ciudad, un reproche que dirigió en especial a la formación socialista, que representa en Melilla al partido que gobierna en España.
En este punto, dijo que el PP está dispuesto a hablar con el PSOE de Melilla, ya que ambos son los partidos que “tienen que tirar del carro en España y en Melilla”, y aseguró que si frente a las propuestas que defienden los populares hay otras mejores “para levantar Melilla para el futuro”, el PP no pondría reparos en “tirarlas y plegarse lo que sea necesario”.
“Son unos momentos difíciles, no podemos ponernos una venda en los ojos. Ni los partidos, ni los que están en el Gobierno ni ningún agente social ni económico”, agregó Imbroda.