www.melillahoy.es
El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussian
Ampliar
El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussian

Bussian justifica el cambio de nombre para homenajear a los grandes deportistas melillenses

Niega que la petición de su área tenga “tintes partidistas”, puesto que “es una acción de Gobierno, mostrando esa línea de cambio y de recuperar la esencia de situaciones o medidas que cohesionen y hagan ciudad”

viernes 28 de febrero de 2020, 04:09h
El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussian, justificó ayer la decisión del Gobierno local de cambiar la denominación del pabellón municipal, retirando el nombre del exseleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda por el de “Melilla ciudad del deporte” para rendir un homenaje a todos los grandes deportistas que tiene la ciudad.

En declaraciones a los periodistas, Bussian negó que la petición de su área tenga “tintes partidistas”, puesto que “es una acción de Gobierno, mostrando esa línea de cambio y de recuperar la esencia de situaciones o medidas que cohesionen y hagan ciudad”.
No en vano, subrayó que la medida se había consensuado por los tres partidos del Gobierno, Coalición por Melilla (CPM), PSOE y Ciudadanos (Cs), y la considera justificada para destinar la instalación deportiva más importante de la ciudad para reconocer a deportistas melillenses que tienen “un palmarés igual o superior al que actualmente da nombre al pabellón Javier Imbroda Ortiz”.

“El PP crea alarma”
El consejero de Deportes acusó al PP de crear “alarma” en torno a este asunto, hasta el punto de ironizar diciendo que “después del coronavirus, el cambio de denominación de un pabellón va a ser lo que más va a preocupar a partir de ahora a los melillenses”.
“Es, cuanto menos, alucinante”, agregó el consejero, que interpreta la postura de los populares como una negativa a rendir homenaje a los grandes deportistas melillenses de diversas disciplinas deportivas” recuperando “el nombre original” del pabellón y habilitando una de sus salas como un Museo del Deporte que recoja los logros de todos ellos.
Según el consejero, “simple y llanamente se intenta hacer justicia” con esta propuesta, que “estaba en el aire desde hace bastante tiempo”, si bien CPM no pudo iniciar los trámites administrativos por no tener “la suficiente representatividad” para ello.
Asimismo, consideró que dicho homenaje es una circunstancia “determinante” para justificar la retirada del nombre de Javier Imbroda al pabellón, y rechazó las críticas del PP sobre sectarismo e “indignidad política” en esta medida, al tiempo que dijo a los populares que “la mejor manera de hacer patria es que la infraestructura deportiva más importante tenga el nombre de Melilla y al resto de instalaciones se les podrá buscar denominaciones mucho más concretas”.

En cuestión de semanas

Una vez aprobado ayer en la comisión el cambio de denominación del pabellón, se abre un plazo de 15 días para la presentación de las alegaciones, que serán abordadas en una segunda comisión antes de elevar el asunto al Pleno de la Asamblea como último paso administrativo para hacer efectiva la medida, algo que será “cuestión de semanas”.