www.melillahoy.es
El Gobierno prepara una subida de sueldo para las categorías más bajas del Ejército
Ampliar

El Gobierno prepara una subida de sueldo para las categorías más bajas del Ejército

Atenderá a las demandas de este colectivo tras los aumentos a Policía y Guardia Civil, según el digital ‘La Información’

lunes 02 de marzo de 2020, 04:05h
Los soldados y los cargos de graduación más bajas de las Fuerzas Armadas verán cómo crece su nómina dentro de unos meses. El Gobierno de coalición ya está trabajando en una subida de salarios para el Ejército y el resto de secciones militares, continuando así la senda que se inició con los aumentos para el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. El plan ya se está diseñando, y prevé importantes novedades, según publicó ayer el periódico digital La Información.

La principal intención, según dicho medio de comunicación nacional, es que la subida no sea lineal, es decir, que no se aplique el mismo porcentaje a todas las categorías. De esta manera, se beneficiará a quienes cobren menos frente a quienes ya tienen sueldos más altos, como puede ser el caso de los generales.
El primer paso para que esto se pueda llevar a cabo es que se revisen las retribuciones de las Fuerzas Armadas, algo en lo que ya se está trabajando, según las fuentes consultadas por La Información. Después, será necesaria la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, para que así "haya dinero" que permita concretar de cuánto será ese aumento. Algo para lo que ya se ha dado el primer paso tras la aprobación este jueves de la senda de déficit y los objetivos de estabilidad en el Congreso de los Diputados. Pero el plan ya está preparado para aplicarse cuando se cumplan estas condiciones previas, insisten las mismas fuentes.

El sueldo
Actualmente, un soldado raso que haya superado el periodo formativo y ya haya adquirido la condición de militar cobra 1.016 euros brutos al mes, que en neto es algo más de 900 euros, según datos de las Fuerzas Armadas.
Una cifra que es el resultado de la suma del salario base de esta categoría, que es de 745 euros por ser la más baja, y el complemento de empleo, que está en torno a los 270 euros. Conforme crece la categoría, el salario base va creciendo hasta llegar a los 1.148 euros de la graduación A1, que es en la que están los generales y los tenientes, cuyo complemento de empleo es de más de 1.400 euros y que también se suman a su nómina otros variables por las funciones de su puesto o por antigüedad.
Esto supone que la brecha que existe entre los soldados rasos y los generales sea muy significativa, al existir una diferencia de hasta cuatro veces entre unos y otros. El plan que prepara el Ejecutivo busca reducir esa desigualdad que existe en las Fuerzas Armadas, premiando de esta manera a soldados, marineros, alféreces o sargentos frente a tenientes y generales. También está previsto que alcance a los militares en formación que aún no han adquirido dicha condición, y que cobran mucho menos que sus compañeros de sección por no estar aún de manera permanente en el servicio.
Por este motivo, la propuesta que cobra más fuerza para salir adelante es la de que la subida no sea lineal. Algo que ya ocurrió con la subida de sueldo para los funcionarios y empleados públicos.

Una queja histórica

Los colectivos militares y los que buscan mejorar sus condiciones desde la administración o la política llevan años haciendo esta reclamación de que se mejoren sus condiciones, en las que un soldado no alcanza ni el 'mileurismo'. Distintas asociaciones empezaron a movilizarse sobre todo el año pasado, y acusaron a la ministra de Defensa, Margarita Robles, de evitar el tema. Además, denunciaron que el Ejecutivo no atendía sus peticiones con la excusa de que se encontraba en funciones tras la celebración de las elecciones del 28 de abril, que desembocaron en la repetición electoral del 10 de noviembre.
Las quejas se dispararon cuando se concretó la subida salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que en 2018 pasaron a percibir un 14,23% más que en 2017, en el caso de la Policía Nacional, y un 17,58% para los guardias civiles. En total, hasta 2020 se destinarán hasta 807 millones para cumplir con el acuerdo de la equiparación salarial de ambos cuerpos. Unas cifras que para el Ministerio de Interior ya son suficientes, pero ante las que los sindicatos policiales no se muestran conformes y exigen mayores remuneraciones.