www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

El escolta letón Andris Misters firmó una gran actuación
El escolta letón Andris Misters firmó una gran actuación (Foto: CMB)

El decano vuelve a sonreír

Los hombres de Alejandro Alcoba ofrecieron ayer uno de sus partidos más completos en lo que llevamos de temporada

sábado 07 de marzo de 2020, 04:00h
El Melilla Baloncesto recuperó las buenas sensaciones, tras el mal encuentro realizado el pasado domingo ante el Delteco Gipuzkoa. Los azulones se mostraron muy superiores desde el salto inicial y eso se vería reflejado en el marcador final (87-62).
Los melillenses fueron un auténtico vendaval en el primer cuarto, especialmente en el aspecto ofensivo, superando la treintena de puntos. Además, también se emplearon en defensa, lo que les sirvió para marcharse al término de estos diez minutos iniciales once arriba (32-21).
Lo cierto es que el choque ya arrancaba con un Melilla Baloncesto muy enchufado y mostrándose bastante acertado de caro al aro. Así, firmaba un 5-0 de salida, merced a los puntos de Andris Misters y de Fede Uclés, este último al convertir un triple. De este modo, los azulones, ayer de violeta por el ‘Día Internacional de la Mujer’, fueron abriendo brecha en el luminoso con el paso de los minutos, gozando de una máxima ventaja de dieciséis puntos (32-16), a 1’27” y después de anotar Matulionis desde la línea de 6’75.
Este acto inaugural se cerraba con una canasta de tres de Álex Tamayo, que permitía a los oscenses, y tras culminar un 0-5 de parcial, acercarse un poco en el electrónico.
En el segundo asalto, los de Alejandro Alcoba dieron su mejor versión en defensa, consiguiendo dejar en solo nueve puntos a los visitantes. De esta manera, dejaban prácticamente encarrilada la contienda al tiempo de descanso, ya que la diferencia se dispararía hasta los veinte (48-28), con un lanzamiento triple de Belemene. También resultó fundamental el 8-0 con el que comenzaron este periodo, que les hacía poner tierra de por medio en el marcador (40-21), a 6’04”. Al intermedio se llegaría, y después de anotar Alec Wintering, con 48-30 en el luminoso.
Tras el paso por los vestuarios el guion no varió demasiado, con un Melilla Baloncesto enrachado y que estaba ya infligiendo un duro correctivo al Levitec Huesca. No en vano, la renta de los melillenses alcanzaría los 24 puntos (70-46), con un triple de Matulionis a un minuto y medio del final del tercer cuarto. El propio Matulionis sería el que establecería, con un tiro libre, el 71-48 con el que concluyó este periodo.
En el último acto, y pese a parecer todo resuelto, los de Alejandro Alcoba no quitaron el pie del acelerador, ofreciendo un gran recital de juego, que se veía reflejado en el electrónico con un espectacular 79-50. Unos inspirados Misters y Matulionis eran las referencias de su equipo en ataque.
En el tramo definitivo del choque, los locales se relajaron un poco, algo lógico, lo que aprovecharon los aragoneses para maquillar el resultado final, que aun así fue bastante rotundo a favor del decano (87-62).