www.melillahoy.es
La suspensión de eventos de grandes masas en Melilla: se veía venir
Ampliar

La suspensión de eventos de grandes masas en Melilla: se veía venir

sábado 07 de marzo de 2020, 02:00h
Algunas personas no han llegado a entender esta decisión y no la consideran correcta, pero habrá que confiar en nuestras autoridades sanitarias porque si con ello se puede evitar cualquier contagio, ya la medida habrá merecido la pena.
Ayer por la mañana se confirmaba lo que algunos ya habían barruntado: la suspensión de la Carrera Africana de la Legión. Por la tarde la cosa iba a mayores y desde el Gobierno de la Ciudad, a través de las autoridades sanitarias y de salud pública, también se aplazaba la celebración en Melilla del Campeonato de Europa de Triatlón.

Desde inicios de esta semana, ya había conjeturas o la sensación de que iba a ocurrir una cosa, generalmente negativa, sin tener pruebas reales que lo confirmen, por la crisis del corona virus. El hecho cada vez provoca más inquietud entre los ciudadanos, sobre todo a raíz de los casos que se registraron en Italia.

En la Carrera Africana de la Legión del próximo 21 de marzo estaban previsto que tomaran parte 3.500 personas de diferentes puntos de España, de la mitad de la Península, aunque nuestra ciudad siga siendo una de las regiones en las que no hay ningún afectado por esta enfermedad, junto con Ceuta y Murcia.

En rueda de prensa, el consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohand (PSOE), declaró que “Salud Pública se ha visto en la obligación de posponer la Carrera Africana por la situación actual de coronavirus en nuestro país”. “La decisión ha sido evidentemente dura” ha admitido el consejero, pero ha subrayado que lo hacen “por el interés general de la ciudadanía y de quienes iban a tomar parte en esta competición, y particularmente por la salud de los melillenses”.

Por la tarde, ya era el consejero de Deportes, Rachid Bussián, el que añadía el aplazamiento de la VI Copa de Europa de Triatlón del 29 de marzo, en la que estaba confirmada la participación de triatletas de 22 países de Europa.

Las propias autoridades han subrayado el riesgo que esta situación suponía, de forma especial en esta última prueba con tanta presencia extranjera. Algunas personas no han llegado a entender esta decisión y no la consideran correcta, porque con otras aglomeraciones no se llega a tanto, pero habrá que confiar en nuestras autoridades sanitarias porque si con ello se puede evitar cualquier contagio, ya la medida habrá merecido la pena.