www.melillahoy.es
Estefanía Saavedra llena el Teatro Kursaal de Melilla y pone al público en pie con su espectáculo ‘Alma’
Ampliar

Estefanía Saavedra llena el Teatro Kursaal de Melilla y pone al público en pie con su espectáculo ‘Alma’

La artista melillense se mostró enorme, con un potencial de voz crecido por su sensibilidad y capacidad interpretativa en un recital que empezó con ‘La Lupe’ y terminó con Lola Flores

martes 10 de marzo de 2020, 04:02h
La cantaora melillense Estefanía Saavedra ha tenido un reentré de lujo en el ámbito artístico con su espectáculo ‘Alma’, puesto en escena el pasado sábado, 7 de marzo, en el Teatro Kursaal, con el apoyo de la Ciudad Autónoma y con motivo de la celebración del Día de la Mujer.

La joven artista lució esplendorosa, con una voz sólida y llena de matices, a lo largo de un amplísimo abanico de canciones, elegidas por ella entre las más emblemáticas de grandes cantantes de habla hispana y prestigiosas cantoras españolas de tonadilla, copla y flamenco.

Empezó con ‘La Lupe’ y terminó con Lola Flores, pero antes paseó por un sinfín de estilos rememorando, entre otras, a María Dolores Pradera, Chavela Vargas, Rocío Dúrcal, La Pantoja, la Jurado, Perlita de Huelva, Paquita Rico, Marifé de Triana, Concha Piquer, Imperio Argentina, Estrellita Castro, etc.

Una panoplia muy variada y muy representativa de la canción española que Estefanía bordó en todas sus interpretaciones y que aderezó también con unos fandangos acompañada por Kiko Acedo. De hecho, solo el cantaor local participó como invitado en un concierto enriquecido también con la bailarina Patricia Aguilera y un conjunto de magistrales músicos integrado por Salvador Bellido, Mario Fernández, Ángel Marian Bejenru, Cuco Heredia y Ginés Moreno.

Estefanía emocionó al público con un cante lleno de alma y sentimientos, terminó con una interpretación sin micro que dio cuenta no sólo de su gran potencial de voz, sino de su enorme sensibilidad y su gran capacidad interpretativa.

El buen ensamblaje y concepción de un espectáculo dirigido y concebido por ella misma, la reconfirman como la gran y excepcional artista que es. Enhorabuena Estefanía y que pronto volvamos a verte sobra las tablas del Kursaal.