www.melillahoy.es
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez
Ampliar
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez

CSIF critica la tardanza en la construcción del colegio Gabriel de Morales con las actuales “ratios ilegales” de la ciudad

El sindicato recuerda que en Melilla hacen falta tres centros de Infantil y Primaria y dos de Secundaria sin contar el Jardín Valenciano

miércoles 11 de marzo de 2020, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, expuso a este Diario que el sindicato valora las últimas declaraciones del director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel, sobre los próximos centros educativos de Melilla como un “jarro de agua fría” sobre los docentes de la ciudad.

Asimismo, critica la tardanza de la construcción del colegio Gabriel de Morales que en un principio se iba a hacer en 24 meses, pero ahora pasa a construirse en 48 meses. “Ya veníamos diciendo que en ese tiempo no se iba a poder hacer porque en 24 meses es imposible de realizar”, sostuvo.

Otro de los datos que remarcó de las declaraciones de Berbel fue la diferencia del coste del centro educativo pasando de 9,2 millones de euros a 10,1 millones de euros, unos 90.000 euros “de todos los contribuyentes”. También, reprochó que el director provincial dijo que se está trabajando desde enero, pero “con ironía creemos que se habrá mandando a un obrero con un rastrillo a mover la tierra porque no se ve ningún movimiento por ahora”.

Ramírez piensa que el retraso del Gabriel de Morales de 24 a 48 meses va a suponer que sigan las” ratios ilegales” en Melilla haciendo que merme el aprendizaje de los alumnos situando a los melillenses en los primeros puestos de toda España en fracaso escolar.

Sobre Jardín Valenciano, aseguró que debería de estar en septiembre para que pueda trasladarse el Virgen de la Victoria “que está falto de sitio y los compañeros lo están pasando mal porque hay clases que se están dando debajo de una escalera”.

Desde CSIF solicitan la contratación de 200 docentes para paliar esta situación de “ratios ilegales” y para que pueda existir una “calidad” donde los alumnos no tengan que ir dos cursos por detrás que los de Navarra como según se expone en el Informe Pisa. Estos maestros, apuntó que se distribuirán en Infantil, Primaria y Secundaria para servir de apoyo a los compañeros mientras se construyen los centros.

El vicepresidente del sindicato educativo dejó claro que hacen falta tres centros educativos de Infantil y Primaria y dos de Secundaria sin contar el Jardín Valenciano.