www.melillahoy.es

La Viceconsejería del Menor ya trabaja en los pliegos para que salga a licitación los nuevos módulos en Purísima

El viceconsejero del Menor, la coordinadora de Save The Children y el director del centro
El viceconsejero del Menor, la coordinadora de Save The Children y el director del centro

Save The Children trabaja la inmersión lingüística y el refuerzo educativo de los menores en cuatro colegios e institutos

miércoles 11 de marzo de 2020, 04:02h
El viceconsejero del Menor, Abderrahim Mohamed Hammu, explicó ayer que Save The Children está llevando a cabo un programa en la ciudad dirigido a menores que provienen de situaciones familiares vulnerables y a los migrantes que están en Melilla trabajando la inmersión lingüística y el refuerzo educativo en el IES Rusadir, Enrique Nieto, CEIP Mediterráneo y Pedro de Estopiñán. Asimismo, anunció que desde la Viceconsejería ya se está trabajando en los pliegos para que salga a licitación los nuevos módulos en La Purísima, que estarán disponibles en cinco o seis meses para el acogimiento de menores.
El viceconsejero del Menor, Abderrahim Mohamed, explicó que estas actividades de Save The Children van dirigidas a menores de familias vulnerables e infancia en movimiento donde se trabajan los derechos del niño, el aspecto educativo, social, lúdico, etc.

Mohamed resaltó que este programa se está desarrollando con cargo al 0,7% del IRPF reconociendo la “idoneidad y utilidad” de los recursos que dispone esta entidad.

En cuanto a La Purísima, detalló que, se están acondicionando los espacios y trabajando en los pliegos para que salgan a licitación los futuros módulos, a las espaldas independientemente del centro, para que estén disponibles en cinco o seis meses para el acogimiento.

Irene Muñoz de la Nava, coordinadora de Save the Children en Melilla, indicó que llevan desde el año 2016 realizando actividades en la ciudad, pero en el marco del IRPF se está haciendo un programa especial en cuatro centros educativos contando con la colaboración del Ministerio de Educación y de los equipos educativos.

Refuerzo educativo
Apuntó que no solo ceden sus instalaciones, sino que favorecen una coordinación “muy activa” para diseñar un proyecto que sea adecuado para los niños teniendo en cuenta sus necesidades y el currículum académico para fortalecerlo.

Señaló que las actividades van dirigidas a la inmersión lingüística, refuerzo educativo curricular, ocio educativo y a talleres con un foco más psicosocial teniendo en cuenta no solo a los menores que provienen de situaciones familiares vulnerables sino a los menores migrantes que están en Melilla, en muchos casos dentro del Sistema de Protección.

Además, destacó la participación activa de los menores y de los agentes involucrados, equipos educativos de los centros, trabajadores sociales y los directores además de la coordinación con la Consejería de Bienestar y el Ministerio para el desarrollo del proyecto.

Durante el año pasado, la coordinadora aseguró que entre los proyectos y los campamentos de verano participaron casi 600 menores distribuidos en las actividades de Bienestar Social.

Respecto al resultado del programa, respondió que depende de las líneas de actuación, pero del refuerzo es “muy significativo” porque acuden a las aulas una hora y media durante cuatro días a la semana fortaleciendo los contenidos que ya se le transfieren en sus centros, compresión lingüística, lectora, mayor participación en las actividades cotidianas, etc.