www.melillahoy.es
Imagen de los Juzgados de Melilla en las Torres
Imagen de los Juzgados de Melilla en las Torres

Continua la actividad judicial en las Torres, pero los jueces podrán suspender los actos procesales

viernes 13 de marzo de 2020, 04:00h
El Juez Decano de Melilla, Fernando Germán Portillo, informa que los jueces unipersonales del partido judicial, reunidos ayer en Junta, han acordado por unanimidad continuar con la actividad judicial en las Torres, reservándose cada juez el derecho a suspender actos procesales concretos (juicios, vistas, declaraciones) que tenga por conveniente para asegurar que, entre ellos, existe el suficiente lapso temporal como para evitar que, en la espera, se aglomere un gran número de personas.
Entre otras muchas medidas y recomendaciones, en la Junta de jueces se ha acordado evitar los señalamientos de juicios, vistas y otras actuaciones procesales que impliquen la participación de personas de alto riesgo (enfermos, mayores, etc.), ser receptivos a las peticiones de suspensión de las partes efectúen en este sentido y suspender las visitas a la sede y dependencias judiciales de carácter colectivo institucional o formativo.

También, restringir temporalmente la asistencia de público en la celebración de juicios y vistas (hasta el número de personas que permita mantener una distancia de seguridad de un metro), restringir en la medida de lo posible el acceso a dependencias de los juzgados y permitir que puedan asistir sin toga aquellos abogados y procuradores que aleguen no tener una propia y deban usar de las que los Colegios ponen a su disposición de forma común.

Asimismo, piden que los ciudadanos no vayan al edificio judicial más que si es indispensable por tener que intervenir en alguna actuación procesal, estando prevista la posibilidad de que se prohíba su acceso si no justifica haber sido citado o tener un procedimiento abierto en alguno de los Juzgados.

Por último, el Juez Decano informa que el equipo directivo encargado del Registro Civil ha acordado que, para evitar el hacinamiento de personas esperando a ser atendidas, los ciudadanos que tengan trámites en el Registro Civil esperen en la calle a ser llamados, junto a las puertas del Registro, desde donde se les irá dando paso por orden de llegada.

Todo ello sin perjuicio de lo que posteriormente pueda acordarse según vayan conociéndose nuevos datos o circunstancias, y de acuerdo, en su caso, con las decisiones que pueda adoptar el Consejo General del Poder Judicial, las Administraciones prestacionales competentes, así como las Administraciones locales y nacionales en materia sanitaria.