www.melillahoy.es
Los alumnos estarán un mes sin pisar las aulas, ya que el fin de los 14 días coincide con el inicio de las vacaciones de Semana Santa
Ampliar
Los alumnos estarán un mes sin pisar las aulas, ya que el fin de los 14 días coincide con el inicio de las vacaciones de Semana Santa

Melilla se suma a la suspensión de las clases en todos los niveles educativos durante 14 días

Salud Pública pondrá en marcha un programa de acompañamiento infantil a las familias cuyos progenitores trabajen

viernes 13 de marzo de 2020, 04:14h
Melilla se suma a las regiones donde han sido suspendidas las clases durante 14 días, a partir del próximo lunes día 16, como consecuencia del coronavirus. La medida, en realidad, implicará que los niños no pisen las aulas durante un mes, ya que el final de este periodo coincidirá con el inicio de las vacaciones de Semana Santa.
La suspensión de la actividad lectiva conllevará actividades extraescolares y complementarias y actividades formativas para profesorado, tanto cursos como seminarios y grupos de trabajo, si bien los centros educativos permanecerán abiertos y en servicios mínimos, con la asistencia de sus equipos directivos.
La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, dio a conocer esta medida en una comparecencia junto al consejero de Economía y Políticas Sociales, competente en materia de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, la vicepresidenta de la Ciudad Autónoma, Gloria Rojas, y los directores territoriales del Ministerio de Educación y el Ingesa, Juan Ángel Berbel y Omar Haouari, respectivamente.
Según precisaron, las clases quedarán suspendidas en todos los niveles educativos, desde Infantil hasta la Universidad, tanto en el Campus de la UGR como en la UNED. En cuanto al ámbito universitario, Gloria Rojas apuntó que la actividad académica continuará de forma no presencial mediante actividades online y de forma telemática, algo a lo que están acostumbrados los profesores.

Acompañamiento
Para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar tras la suspensión de las clases, Mohamed Mohand informó de que la Ciudad Autónoma planteará diferentes actuaciones, una de ellas la puesta en marcha de un programa de acompañamiento a la infancia para aquellas unidades familiares en las que los dos progenitores tengan que trabajar sin posibilidad de quedar a sus hijos.
El programa tiene como objetivo evitar que los niños tengan que quedarse al cuidado de los abuelos, dado que las personas mayores se encuentran entre los colectivos vulnerables al coronavirus, afirmó el consejero.
Asimismo, agregó que se desconoce el coste que tendrá esta medida, aunque a la Ciudad Autónoma no le importa “el dinero que cueste, sino solo la salud de los melillenses”. El consejero no pudo dar más detalles porque el programa aún no está perfilado, aunque avanzó que el lunes se facilitará un teléfono de contacto a la Dirección Provincial del Ministerio de Educación para que, las familias que necesiten este servicio, puedan solicitarlo.
Según avanzó Mohamed Mohand, la Ciudad Autónoma acudirá con profesionales y con todas las condiciones sanitarias a las viviendas de aquellas familias en las que los menores “queden fuera de la protección de sus padres” mientras se aplica esta medida preventiva del coronavirus, ya que se consideran “casos extremos”.

Recuperación de los días
Por su parte, Berbel justificó la suspensión de las clases tras ver la evolución que ha tenido el coronavirus en otros países y para evitar riesgos a la población infantil, que es más vulnerable a la enfermedad cuanto menor es su edad.
Según dijo, se van a dictar instrucciones entre los equipos directivos de los centros educativos melillenses para valorar de qué manera se pueden recuperar estos 14 días en que estarán suspendidas las clases, si incrementando las actividades a la vuelta o con actividades alternativas que se manden en casa como repaso o refuerzo, algo que “se arbitrará una vez que se incorporen”.