www.melillahoy.es
Imagen del CEIP Mediterráneo que cerrará sus puertas el lunes
Imagen del CEIP Mediterráneo que cerrará sus puertas el lunes

La FAMPA considera una buena medida el cierre de los centros educativos como prevención al COVID-19

Piden que los padres no dejen a sus hijos con los abuelos y se tengan en cuenta las posturas de Salud Pública

sábado 14 de marzo de 2020, 04:00h
El presidente de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Melilla, (FAMPA), Guillermo López Belmonte, explicó ayer a este Diario que es una buena medida que se vayan a cerrar todos los centros educativos de la ciudad como prevención al COVID-19. Hizo hincapié en la importancia de concienciar a los estudiantes en que estas dos semanas no se tratan de unas vacaciones sino una forma de precaución para que todos los alumnos se queden en sus casas. López aconseja a los padres que no dejen a sus hijos con los abuelos, que sea el último extremo, y que se tengan en cuenta las posturas que trasladará Salud Pública para los padres que trabajen ambos.
El presidente de la FAMPA, Guillermo López, cree que es una buena medida el cierre de los centros educativos e institutos porque lo que se pretende controlar el virus, y lo primordial es evitar todas las salidas. Después, pide a la población que se conciencia de que no son unas vacaciones sino una medida preventiva.

Dejó claro que es importante que se esté en casa el máximo tiempo posible, salir lo imprescindible, simplemente a comprar artículos de primera necesidad, y las personas que no tengan más remedio que ir a trabajar, que tomen precauciones, lavarse las manos frecuentemente y seguir las recomendaciones sanitarias.

Señaló que después de escuchar la rueda de prensa de Delegación del Gobierno la FAMPA lo difundió a todos los padres, después recibieron una comunicación oficial por parte del Ministerio de Educación y volvieron mandarlo a los familiares en el momento que vieron que era una medida oficial.

Medidas de Salud Pública
Sobe cómo ha sentado en la comunidad educativa, López contestó que “como siempre, a algunos bien, a otros mal, el problema es que hay personas que trabajan los dos padres, con niños pequeños, y el lunes habrá que ver cómo conciliar la vida familiar y laboral”.

Recordó que el consejero de Salud Pública informará el lunes de algunas medidas de contención donde la Ciudad Autónoma disponga de personal para cuidar de los niños melillenses.

También, recomendó a los padres que no dejen a los hijos con los abuelos y que sea el “último extremo porque son portadores, asintomáticos, no saben que lo pueden portar, pero si son altamente transmisibles”. Por ello, insisten en que si es posible se queden con los padres y sino que llamen al servicio que pondrá a disposición la Ciudad Autónoma para intentar solventar el problema.

Profesorado
En cuanto al personal no docente y profesorado, indicó que, a partir del lunes solo va a acudir el equipo directivo, aunque las medidas todavía no se habían decidido ya que faltan los exámenes y el final de la evaluación de este trimestre.

El lunes, comentó que se empezaría a ver qué se podrá hacer, la primera medida era cerrar los colegios, “acertadamente, y a partir de ahí se irá viendo poco a poco cómo se deslucida el tema”.
“Hablamos de un mes sin clases, serían quince días por ahora y a partir del 27 de marzo comenzarán las vacaciones de Semana Santa que están estipuladas en Melilla”, dijo.

Respecto a los deberes o clases online para los alumnos melillenses, respondió que, la noticia se dio el jueves por la tarde, al ser fiesta ayer, el equipo directivo se va a reunir el lunes, los alumnos de ESO y Bachiller suelen tener una serie de plataformas digitales donde las pondrán mandar, pero hasta que no se reúnan se desconoce.