www.melillahoy.es
El Encuentro del Resucitado y la Virgen del Rocío, momentos de mayor aglomeración
El Encuentro del Resucitado y la Virgen del Rocío, momentos de mayor aglomeración

La Agrupación de Cofradías de Melilla decide suspender las estaciones de penitencia por el COVID-19

También han suprimido el pregón de Semana Santa del 28 de marzo en el Sagrado Corazón

domingo 15 de marzo de 2020, 04:05h
La Agrupación de Cofradías de Melilla junto a la Vicaría Episcopal de la ciudad, siguiendo con las recomendaciones de la Autoridad Eclesiástica, así como de la autoridades sanitarias y gubernamentales, y como medida responsable y solidaria con los hermanos y vecinos, han decidido suspender todos los actos cuaresmales programados por cada una de cofradías, tales como los triduos, besapiés, besamanos, actividades internas, así como las estaciones de penitencia. También, han acordado suprimir el pregón de Semana Santa que iba a tener lugar el sábado 28 de marzo en la Parroquia del Sagrado Corazón por parte de Manuel Ortega.
Gregorio Castillo, presidente de la Agrupación de Cofradías de Melilla hizo hincapié en que se las actividades que se han suspendido son refiriéndose a todo lo organizado por la Agrupación de Cofradías de Melilla ya que las parroquias no saben que harán o si suprimirán sus actos.

Señaló que como se ha decretado el estado de alerta han decidido que se suspendan los triduos, besapiés, besamanos, actividades internas, así como las estaciones de penitencia, el pregón de Semana Santa por parte de Manuel Ortega y la cena habitual tras ese acto.
“Estamos en estado de alerta, lo que pretendemos es ser solidarios, evitar el contagio porque cuando hacemos manifestaciones religiosas son numerosas”, sostuvo.

El presidente de la Agrupación de Cofradías reiteró que no se suspende la Semana Santa sino las estaciones de penitencia, es decir, las salidas profesionales de las imágenes de las Cofradías además de esas actividades programadas por las cinco cofradías que son habituales en Cuaresma.

Además, indicó que, se habrá que ver cómo se determina en las Parroquias para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo porque están siguiendo las indicaciones del Obispado ya que la capacidad tiene que ser de un tercio en los templos, cómo hay que comulgar, la distancia de seguridad, y otras recomendaciones.

La Agrupación de Cofradías iban a trasladar esta situación el viernes, pero como el Gobierno de España iba declarar el estado de alerta, decidieron esperar y seguir las comunicaciones del Obispado y de la Conferencia Episcopal con las autoridades sanitarias para que las personas no estén esperando.

En este tiempo, Castillo recordó que las cofradías están en ebullición, reparto de túnicas, portadores, ensayos de bandas de música, hay una afluencia bastante grande y es lo que tratan de evitar, que se tenga “el mínimo contacto posible para no contagiarnos, como medida de prevención”.
“Son cien personas debajo de un paso, en una celebración religiosa con los hermanos, iglesias llenas, tenemos que colaborar y contribuir por la salud de todos”, dijo.

Castillo expresó que le duele “muchísimo porque significa mucho para nosotros, nos encomendamos a nuestros titulares que nos ayuden, ayuden a la gente, que se pongan buenos los enfermos, que no se contagie mucha gente y a los sanitarios que les dé fuerzas para seguir trabajando y sacar esto adelante”.