www.melillahoy.es

Gestos

jueves 19 de marzo de 2020, 04:00h
En tiempos de dificultades, miedos e incertidumbre como los que estamos atravesando, cualquier gesto de colaboración, reconocimiento o gratitud cuenta y ayuda a que surjan las emociones, que mueven el mundo y hacen que éste sea mejor. Nos dan ese optimismo que necesitamos cuando lo pasamos mal ante retos tan grandes como el que nos plantea el coronavirus, que ya ha tenido efectos devastadores
En tiempos de dificultades, miedos e incertidumbre como los que estamos atravesando, cualquier gesto de colaboración, reconocimiento o gratitud cuenta y ayuda a que surjan las emociones, que mueven el mundo y hacen que éste sea mejor. Nos dan ese optimismo que necesitamos cuando lo pasamos mal ante retos tan grandes como el que nos plantea el coronavirus, que ya ha tenido efectos devastadores para la salud de muchas personas. No lo olvidemos, ya son 600 los fallecidos solo en España, 8.000 en todo el mundo, donde se han dado más de 200.000 contagios. Cifras muy elevadas y que, sin duda, seguirán aumentando hasta que se consiga controlar la situación. Para lograrlo, muchos profesionales de diversos sectores, entre los que destacan los sanitarios, se están dejando la piel, demostrando su valía no solo profesional, sino también personal. Y es importante que, entre todos, ayudemos a quienes se exponen para hacer su trabajo respetando la obligación de quedarse en casa, para evitar que el problema siga creciendo cual bola de nieve rodando cuesta abajo.
Hablábamos de los gestos, y en Melilla también tenemos muchos y grandes ejemplos. Los aplausos desde los balcones al personal sanitario en la noche del sábado pusieron la piel de gallina a muchos en todo el país, y también en nuestra ciudad. Un homenaje que se repite todos los días a las ocho de la tarde, y que ahora, en muchos casos, va acompañado del himno de España como símbolo de unión de una población que es consciente de que este virus lo paramos unidos. Un gesto, insistimos, que la población debe demostrar no solo saliendo a la ventana o el balcón a aplaudir, sino también evitando salir a la calle para frenar los contagios.
A ese homenaje diario de las ocho de la tarde se sumó el pasado martes otro colectivo que también está haciendo un gran esfuerzo en las calles de Melilla para conseguir que se haga efectivo el confinamiento: los agentes de la Policía Local, la Policía Nacional, la Guardia Civil y Agentes de Movilidad. Parte de los que estaban de servicio acudieron a la puerta del Hospital Comarcal a aplaudir al personal sanitario, un gesto espontáneo cuyas imágenes se han hecho virales y que despiertan, como decíamos al principio, emociones positivas que nos dan fuerzas para seguir plantando cara al coronavirus. Los Bomberos, desde su sede, también se unieron sacando sus camiones y activando las luces de emergencia. Ellos también siguen trabajando en la calle para protegernos.
Y así podríamos seguir con un sinfín de colectivos profesionales. Cuidadores, operarios de limpieza, repartidores de butano, taxistas, comerciantes, trabajadores de establecimientos comerciales, vigilantes, funcionarios… Y también los periodistas, un gremio olvidado y maltratado por algunos, pero imprescindible para que la población siga estando informada, algo fundamental para mantener la tranquilidad. Una labor informativa que ha sido reconocida con bonitos gestos por parte de algunos de nuestros políticos, como el presidente del PP, Juan José Imbroda y Coalición por Melilla en Twitter, y el consejero socialista de Salud Pública, Mohamed Mohand, en una carta personal. También la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, ha reiterado su agradecimiento público a la prensa cada vez que ha tenido oportunidad. Son gestos que nos ayudan a seguir adelante con nuestra importante y difícil labor, y que muestran a aquellos que piensan todo lo contrario, nos cuestionan e incluso torpedean, que están bastante equivocados.