www.melillahoy.es
Consumo podría llegar a cerrar los establecimientos que están encareciendo los productos de primera necesidad
Ampliar
Consumo podría llegar a cerrar los establecimientos que están encareciendo los productos de primera necesidad (Foto: CAM)

Medio centenar de personas se inscriben en el programa de voluntariado ante el COVID-19

Mohand ha considerado “un éxito” esta iniciativa, con la cual ahora se va a elaborar un listado al que se recurrirá cuando los recursos de la administración sean insuficientes para ayudar a mayores, personas dependientes y niños

viernes 20 de marzo de 2020, 04:03h
Medio centenar de personas se han inscrito en Melilla al programa de voluntariado que ha puesto en marcha la Consejería de Economía y Políticas Sociales para ayudar en la situación provocada por el coronavirus, una iniciativa a la que también se han sumado muchas ONG locales.
En rueda de prensa, el consejero del área, competente también en Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, ha considerado “un éxito” esta iniciativa, con la cual ahora su departamento va a elaborar un listado al que recurrirá cuando los recursos de la administración sean insuficientes para ayudar a colectivos vulnerables como mayores, personas dependientes y niños.
Según Mohamed Mohand, cada vez se está inscribiendo más gente como voluntarios, lo que evidencia que la ciudadanía melillense “se ha volcado en la lucha contra el coronavirus”, al tiempo que ha animado a que se sigan apuntando porque se les requerirá cuando sean necesarios, “que lo serán”.

Acompañamiento
El consejero también se ha referido a otros programas sociales que ha desarrollado su departamento ante esta crisis sanitaria, uno de ellos relativo al acompañamiento a la infancia, dirigido a familias que no tengan con quién dejar a los hijos si los progenitores trabajan y no pueden establecer turnos.
En este sentido, ha informado de que son diez las familias que se han acogido, que si bien “pueden parecer pocas”, ha señalado que en la actualidad, con el teletrabajo y el llamamiento a quedarse en casa, muchas familias han conseguido no salir a la calle y compaginar su vida laboral y familiar.
También hay en marcha un programa de asistencia a mayores, por el cual las personas de avanzada edad, con movilidad reducida o dependientes pueden recibir en sus casas productos de primera necesidad y medicamentos, el cual está siendo desarrollado por ONG de Melilla.
Por último, el programa de comedor está dirigido a todos los niños que estaban suscritos al comedor de su centro escolar, a los cuales se les dará una dotación económica para compensar el cierre de sus colegios o institutos.
El consejero ha destacado que estos programas están siendo ejecutados por personas “sometidas al más escrupuloso control”, y permiten que la Ciudad Autónoma pueda cumplir su propósito de no dejar a nadie abandonado con políticas sociales y de igualdad “fundamentales en estos momentos adversos”.