www.melillahoy.es
La CIM ha denunciado “la situación de desamparo en la que se encuentran los ciudadanos marroquíes atrapados en Melilla”
Ampliar

La CIM ha denunciado “la situación de desamparo en la que se encuentran los ciudadanos marroquíes atrapados en Melilla”

Reclaman que estas personas sean realojadas “en un lugar adecuado que garantice la salud de todos”

viernes 20 de marzo de 2020, 04:00h
La Comisión Islámica de Melilla (CIM) ha denunciado “la situación de desamparo en la que se encuentran los ciudadanos marroquíes atrapados en nuestra ciudad tras el cierre decretado de los puestos fronterizos”.
A través de un comunicado de prensa, emitido antes de que el Gobierno de Melilla diera a conocer que desvelara anoche que en piensa destinar el pabellón del Instituto Miguel Fernández para familias sin hogar, entre ellas los marroquíes que se han quedado aquí encerrados y el Camping de Rostrogordo para entre 100 y 150 menores para descongestionar el centro de La Purísima en estos momentos de confinamiento por la crisis del coronavirus, así como la puesta a punto de las instalaciones en el día para realizar los traslados el sábado, la federación que aglutina a varias asociaciones musulmanas de Melilla ha indicado que “ante esta inhumana situación, la CIM, gracias al esfuerzo desinteresado de sus voluntarios, viene atendiendo a dichas personas, procediendo a trasladarlas a la Mezquita del Cementerio Musulmán”.

Asimismo, ha añadido que la CIM, al tiempo que denuncia la mencionada situación, “quiere advertir a las autoridades para que asuman sus responsabilidades y dejen de escudarse en la CIM y sus voluntarios para eludir aquellas”.

En el comunicado han indicado que el alojamiento en las dependencias de la Mezquita del Cementerio “no es la solución, habida cuenta que dicho emplazamiento no puede reunir las condiciones higiénico sanitarias para afrontar la actual situación de emergencia sanitaria”.

Por todo ello han exigido a las autoridades que asuman sus responsabilidades y adopten con urgencia las medidas necesarias para atender a dichas personas, “realojándolas en un lugar adecuado que garantice la salud de todos y evitar con ello que degenere en un problema de salud pública, derivado de un nuevo foco de infección”, ha concluido la nota prensa.