www.melillahoy.es

El PP propone un plan de emergencia de 30 millones para atender el impacto económico del COVID-19 en Melilla

Considera el Partido Popular que de modo urgente debe atenderse a familias, pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos

sábado 21 de marzo de 2020, 04:00h
Videconferencia de Imbroda con organizaciones empresariales de la ciudad
Videconferencia de Imbroda con organizaciones empresariales de la ciudad
El Grupo Parlamentario del Partido Popular, presentará al Gobierno de la Ciudad Autónoma un ambicioso plan de emergencia de 30 millones de euros, capaz de hacer frente al imprevisible impacto económico y social que tendrá en la ciudad la crisis sanitaria que atravesamos. Una vez finalizada la crisis sanitaria, presentará un segundo plan de impulso y reactivación económica.
Tras mantener encuentros con las principales organizaciones empresariales de la ciudad a través de videoconferencia, el presidente del Partido Popular y senador, Juan José Imbroda, ha indicado que “este primer plan, que el PP pasa a denominar Plan de Emergencia, debería ser incluido en los Presupuestos Generales del Ciudad Autóma (PGCAM) antes de su aprobación definitiva, o bien contemplados en una inmediata modificación presupuestaria por un valor de 30 millones de euros”.

Presupuestos
Considera el líder del PP local que “si los presupuestos aprobados inicialmente no atendían a las necesidades reales de la ciudad, ante esta situación sobrevenida, están totalmente desfasados, y es urgente e imprescindible su replanteamiento”.
“El Partido Popular, suma estos encuentros a los ya mantenidos con las agrupaciones empresariales en las últimas semanas, y que sirvieron para argumentar una propuesta económica especial para Melilla en las Cortes Generales por la crisis económica, una situación que se torna ahora más crítica si cabe por la alarma sanitaria”.

En el citado plan de emergencia, el Partido Popular contempla partidas que “atiendan tanto a familias en situación de especial necesidad durante la crisis, como al impacto que ya se está generando en el tejido empresarial, fundamentalmente en pymes y autónomos”.

Una vez este primer paquete de medidas sea contemplado, el Partido Popular presentará un ‘segundo plan de impulso y reactivación económica, convencidos de que hará falta otro importante revulsivo empresarial y de generación de empleo’.

Juan José Imbroda, ha abordado la delicada situación que está atravesando la ciudad en el ámbito socio económico con José Reyes y Francis Serón por parte de la CEME, y con Enrique Alcoba y José Antonio Romaguera, de ACOME y la Plataforma de Empresarios. “Todos los portavoces empresariales han transmitido su preocupación por el impacto global que se prevé en Melilla y han agradecido el apoyo del Partido Popular”.

Pymes y Autónomos
Para el pequeño empresario y autónomo, el PP propondrá “ayudas para hacer frente, mientras dure la fase crítica de la pandemia y posterior a la misma, a los pagos del alquiler de locales, establecimientos y concesiones, así como de la energía eléctrica, parkings gratuitos, bonificación del IBI, reducción del IPSI servicios e importación, reducción de las tasas de agua, basura, licencias de obra y ocupación de vías públicas y exención de tasas de terrazas, mercados, kioscos y escaparates”.

Estas, son algunas medidas, entre otras muchas contempladas en el plan de emergencia, que pretenden conseguir un doble objetivo.

Por un lado, que “todas las empresas que actualmente están cerradas puedan reiniciar su actividad en el mismo momento que se levante el Estado de Alarma, y por otro, que no sea despedido ni un solo trabajador de esas empresas”.

Familias en situación de alarma
En cuanto a las familias que se ven afectadas especialmente por este periodo de alarma, “el Partido Popular pide que se atiendan de forma directa sus necesidades básicas, así como la suspensión del cobro de alquileres en viviendas sociales”.

Todo ello, indicó el presidente del PP local, “de forma complementaria a las ayudas que se destinen desde la administración general del Estado”, ya que consideran que “no serán suficiente para paliar el importante efecto negativo en nuestra economía”.

El segundo plan de impulso y reactivación económica, “se elaborará en base a la valoración del impacto de la crisis del COVID-19 en el tejido productivo de nuestra Ciudad, y “será presentado igualmente al Gobierno de la Ciudad Autónoma para que se avenga a aplicarlo de modo inaplazable”.