www.melillahoy.es
Mensaje de la Policía Nacional hasta en tamazight

Mensaje de la Policía Nacional hasta en tamazight

sábado 21 de marzo de 2020, 03:08h
El SUP pide se sancionen y se habiliten zonas de confinamiento en Melilla a los inmigrantes que se ven por las calles incumpliendo las normas del estado de alarma
Los intentos por que todos los que viven en Melilla, todos sin excepción, incluidos los indocumentados, respeten el confinamiento, es cada vez mayor.

Así el Sindicato Unificado de Policía pedía se sancionaran y se habilitaran zonas de confinamiento en Melilla a los inmigrantes que se ven por las calles incumpliendo las normas del estado de alarma que impide movimientos de personas. Una crítica que incluso acompañaban con varias fotos, entre ellas esta que ilustre este Editorial.

Asimismo, no se puede decir que la Policía Nacional no lo intente de todas las maneras para concienciar a todos los ciudadanos de Melilla que respeten la orden de quedarse en casa por la alarma del coronavirus, sobre todo en aquellos lugares donde se ven casos en los que no se han tomado en serio lo que está ocurriendo, como en la periferia. Es el caso de varias patrullas policiales ayer en la Cañada de Hidum, que emplearon desde sus altavoces no solo el español, sino también la lengua tamazight para dirigirse a los habitantes de la Cañada y pedirles que debían permanecer en sus casas "por el bien de su salud". También, les recordaron, por el bien de la salud del resto de melillenses, entre ellos sus propios familiares.

Al margen de la concienciación, continúan las sanciones y es que resulta fundamental para vencer a esta nueva enfermedad que no se propaguen los contagios.

El Gobierno, además, se inclina por prorrogar el estado de alarma decretado para combatir la pandemia de coronavirus, pero tomará una decisión definitiva al respecto la semana próxima, cuando disponga de los datos que le permitan valorar el impacto del confinamiento al que se ha sometido desde el domingo pasado a la población española.

Sólo una mejora muy drástica en el número de afectados, lo que se considera improbable, podría llevar al Ejecutivo a cambiar de opinión.

Por ello, una vez más, pedimos que se queden en casa. De ello depende, como ha dicho el médico y ginecólogo melillense Justo Sancho-Miñano, la victoria sobre el también llamado COVID-19.