www.melillahoy.es

Ingesa asegura que en el Comarcal hay “prendas, dispositivos y equipos de protección suficientes para la actual demanda asistencial”

Omar Haouari, director territorial INGESA
Omar Haouari, director territorial INGESA

Añade que lleva tiempo realizando gestiones para recuperar “los niveles de almacenamientos óptimos”

domingo 22 de marzo de 2020, 04:00h
La Dirección Territorial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) en Melilla y la Gerencia del Área Sanitaria, ante declaraciones de líderes políticos, comentarios en las redes sociales y aumento de mensajes “con medias verdades”, reiteran que en el Hospital Comarcal “hay prendas, dispositivos y equipos de protección suficientes para la actual demanda asistencial, incluido los respiradores”.
Afirma que atendiendo a la demanda de los profesionales y, dentro de una previsión ante un posible aumento del número de casos de pacientes con COVID-19, la institución sanitaria, “desde hace tiempo, tiene programada no solo la reposición de los niveles de almacenaje adecuados, sino que, en determinados productos, útiles y maquinaría se ha realizado una previsión mayor”.

Desmentidos
Recuerda que ya, en este sentido, el director territorial de INGESA, se manifestó el viernes durante la rueda de prensa en la que contestó a todas las preguntas que la prensa formuló al respecto. “No es comprensible, por tanto, que un responsable político vuelva a cuestionar si hay o no respiradores, mascarillas, u otro elemento, cuando tiene acceso a toda la información al respecto”, critica Ingesa.
“Esto lo puede hacer a través de las noticias de los medios de comunicación con historia y prestigio en la ciudad, o con una simple llamada telefónica a los diferentes responsables de las Administraciones. Lo que no se entiende, es que todos los días se reanime la polémica y se potencie el enfoque sensacionalista que, irremediablemente, conduce al “pánico general y miedo de la población”, lamentan.

El INGESA, como lo hizo el pasado jueves, reitera que en estos días en que la mayor parte de la ciudadanía está en sus domicilios, “con sensación de desasosiego y con el anhelo de recibir información sobre lo que está ocurriendo, en especial cualquier hecho novedoso del ámbito sanitario, hay que ser muy cauto con lo que se dice en comparecencias públicas y lo que se difunde por las redes sociales”.

Desinformación
Asimismo, el INGESA vuelve a rechazar que “se aporten o cuestionen datos, ciertos o no, relativos al Hospital Comarcal sin contractar y sin comunicar previamente con la institución sanitaria”, por lo que pide “un poco de sensatez; dejemos trabajar a todos los profesionales (cuerpos de seguridad, alimentación, transporte, limpieza, administraciones y sanitarios) que velan por nosotros y para que podamos superar esta crisis”, según recoge la nota de prensa.