www.melillahoy.es
Las pruebas requerían su traslado urgente por vía aérea para conocer si los pacientes eran o no portadores del coronavirus
Ampliar
Las pruebas requerían su traslado urgente por vía aérea para conocer si los pacientes eran o no portadores del coronavirus

La Guardia Civil traslada las pruebas de coronavirus de Melilla al Instituto Carlos III de Madrid por el mal tiempo

El fuerte temporal de viento de levante y la visibilidad reducida impedían que lo hiciera la aeronave medicalizada

domingo 22 de marzo de 2020, 04:00h
La Guardia Civil se encargó el viernes de efectuar con su helicóptero el traslado de las pruebas de COVID-19 realizadas en Melilla hasta Madrid, debido a que las condiciones meteorológicas muy adversas, con fuerte temporal de viento de levante y visibilidad reducida, impedían que lo hiciese la aeronave medicalizada que realiza esa labor sanitaria.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que este servicio fue ordenado por la delegada del Gobierno en la ciudad, Sabrina Moh, ya que las pruebas requerían su traslado urgente por vía aérea para conocer si los pacientes eran o no portadores del coronavirus.
Ante esta situación, y una vez cooordinados todos los operadores logísticos y organismos oficiales afectados, se realizaron multitud de gestiones que, en un tiempo récord, permitió que el helicóptero del instituto armado estuviese disponible para el traslado de las pruebas médicas, partiendo de Melilla a las 14.00 horas con destino a Madrid.
Según ha informado la Guardia Civil, en Madrid se había estaba establecido el protocolo de recepción de las pruebas para su traslado y entrega al hospital Carlos III, centro donde radica el Centro de Microbiología.
Se trata, tal y como ha indicado el instituto armado, de una actuación en el marco de las que se llevan a cabo en relación con la alerta sanitaria y estado de alarma declarado en relación con el coronavirus COVID-19

Ciberestafas
Por otro lado, la Guardia Civil ha informado de la existencia de la cuenta de correo [email protected], donde los ciudadanos pueden comunicar las posibles estafas y ventas fraudulentas relacionadas con el COVID-19, el cual es utilizado como gancho aprovechando la alerta sanitaria y contingencia actuales.
El instituto armado insiste en que se deben adoptar precauciones para protegerse de quienes aprovechan la crisis del coronavirus para cometer ciberdelitos y las campañas de "phising" que el cibercrimen está lanzando para obtener datos personales y bancarios, o como gancho para cometer ciberestafas o fraudes relacionados con productos sanitarios.