www.melillahoy.es
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez

CSIF exige a la Dirección Provincial que cierre los centros educativos como en Ceuta

martes 24 de marzo de 2020, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, exigió ayer a la Dirección Provincial de Melilla que cierre los centros educativos de la ciudad tal y como se ha hecho en Ceuta porque “no tiene sentido que estén abiertos sino se puede ni salir a la calle”.
El vicepresidente de CSIF Educación expuso que desde que el Gobierno de la nación decretó el estado de alarma en toda España y se cerraron los centros educativos fue una “buena medida” para el sindicato porque evitaba poner en peligro a los niños y a los docentes.

Después, Sergio Ramírez indicó que los compañeros empezaron a trabajar desde casa mandando tareas y corrigiendo ejercicios, pero lo que no entiende es que la Dirección Provincial ordene que el colegio deba estar abierto y que uno de los miembros del equipo directivo, o el director, jefe de estudios o el secretario deban acudir al centro acompañados por un conserje.
“Nos preguntamos para qué quieren que los centros educativos estén abiertos si nadie puede pasar, no se puede ir por las calles, ni nada”, dijo.

Asimismo, explicó que las autoridades piden a todos los ciudadanos que se queden en casa, que solo salgan para lo necesario, “pero la Dirección Provincial de Melilla es la única que pone a su personal en peligro”.

Ramírez reprochó que la Dirección Provincial de Ceuta no ha obligado a nadie a ir a los centros, ni los equipos directivos “porque cuida de su personal y los colegios están cerrados”.

El sindicato informa que ahora están mandando indicaciones para que los alumnos sin internet puedan entregar los trabajos en los centros y recoger los libros que se han dejado en las aulas. Algo que califican como “insensatez” por parte del Ministerio de Educación, sobre todo, porque las autoridades sanitarias piden que no se salga de casa.

Dejó claro que los compañeros que acuden a los centros no tienen mascarillas, ni guantes. Ramírez recordó que Ceuta y Melilla son las únicas comunidades en las que el Ministerio de Educación tiene las competencias.

Por ello, pide a la Dirección Provincial que cierre los centros educativos de Melilla, y que “no obliguen a acudir a un miembro del equipo directivo y que trabajen telemáticamente como sus compañeros actualmente”.
“No puede ser que a alguien por formar parte del equipo directivo tenga que acudir al centro educativo porque todos se pueden contagiar con el COVID-19”, concluyó.