www.melillahoy.es
Los ocupantes del velero, dos varones de nacionalidad francesa, adujeron que se habían echado a la mar porque estaban de vacaciones
Ampliar
Los ocupantes del velero, dos varones de nacionalidad francesa, adujeron que se habían echado a la mar porque estaban de vacaciones

La Guardia Civil confina en Melilla un velero que salió del puerto de Valencia tras el estado de alarma

Sus dos ocupantes han sido sancionados por una infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana, en relación con el Real Decreto

martes 24 de marzo de 2020, 04:02h
La Guardia Civil ha auxiliado y confinado un velero con dos franceses a bordo que salieron de Valencia tras haberse decretado el estado de alarma, lo que ha conllevado, además, su sanción por una infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana, en relación con el Real Decreto establecido por el Gobierno.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron el pasado sábado, día 21, sobre las 17.00 horas, cuando el servicio de seguridad del puerto de Melilla se apercibió de la entrada de un velero.
Una vez que la embarcación atracó en el muelle, el instituto armado procedió a conocer la razón por la que se encontraba navegando durante el estado de alarma y las medidas restrictivas de deambulación sin motivos justificados que fueron establecidas por el Gobierno para evitar la propagación y posible contagio del coronavirus COVID-19.
Los agentes se encontraron con “la sorpresa” de que los ocupantes del velero adujeron que se habían echado a la mar porque estaban de vacaciones.
Asimismo, informaron de que procedían del puerto de Valencia y que su intención era haber llegado a Marruecos, pero ante la “contingencia” de no poder llegar finalmente a dicho país, optaron por poner rumbo a Melilla, donde han llegado tras varios días de navegación en condiciones de mala mar y “completamente exhaustos”.
Ante esta situación, la Guardia Civil ha realizado gestiones que le han permitido constatar que el velero se echó a la mar una vez declarado el estado de alarma, incumpliendo las medidas decretadas por el Gobierno para evitar la posible propagación del virus.
Por ello, la Guardia Civil, además de auxiliar a los ocupantes del velero, dos varones de nacionalidad francesa, también ha procedido a denunciarlos como supuestos autores de una infracción grave a la Ley de Seguridad Ciudadana, en relación con el Real Decreto establecido por el Gobierno de la Nación.
Por razones humanitarias, se les permite pernoctar en el interior del velero y su salida por razones médicas u otras excepcionales que serán evaluadas por los agentes de la autoridad.
De igual modo, se les ha informado de la forma que pueden obtener alimentos o cualquier otro artículo de necesidad, al igual que el resto de la ciudadanía, que tiene el deber de permanecer en sus hogares.