www.melillahoy.es
Los alumnos en un centro escolar de Melilla
Los alumnos en un centro escolar de Melilla

SATE-STEs insta al director Provincial de Educación a que cumpla con su responsabilidad

“Melilla es el único territorio del Estado donde los centros educativos permanecen abiertos”, denuncia el sindicato de Educación

martes 24 de marzo de 2020, 04:00h
SATE-STEs denuncia, mediante un comunicado, que Melilla “sea el único territorio del Estado donde los centros educativos permanecen abiertos, tras los actuales cierre de los de la Comunicad Valenciana y de Castilla-León, “con una misma norma y con un mismo Real Decreto de alarma”, e incluso los centros de Ceuta que dependen de la misma administración educativa “están cerrados a cal y canto”.
El sindicato de Educación no entiende que, pese a los numerosos llamamientos que ha realizado, la Dirección Provincial de Melilla, que debe velar por la salud de sus empleados, “se empecine en obligar a que estos centros permanezcan abiertos”. El sindicato de Educación no entiende que, pese a los numerosos llamamientos que ha realizado, la Dirección Provincial de Melilla, que debe velar por la salud de sus empleados, “se empecine en obligar a que estos centros permanezcan abiertos”.
Postura irresposable“Nos parece una postura, además de irresponsable, insolidaria, que pone en peligro la salud de nuestros compañeros y compañeras, y supone un manifiesto incumplimiento del llamamiento general a permanecer en nuestras casas”, lamentó.Por ello, SATE-STEs insta al Director Provincial a que cumpla, de una vez, con su responsabilidad “para con los docentes de nuestra ciudad”, como recoge la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 14.2. “En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo, mediante la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores…, actuación en casos de emergencia y de riesgo grave e inminente”.También informa que el artículo 21.b dice lo siguiente: “Se deben adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, los trabajadores puedan interrumpir su actividad y, si fuera necesario, abandonar de inmediato el lugar de trabajo”. En este supuesto “no podrá exigirse a los trabajadores que reanuden su actividad mientras persista el peligro”.
Grave peligroPor último, y ante el grave peligro que supone para los docentes y demás personal la apertura de los centros educativos, SATE-STES insta a la Inspección de Trabajo a que de oficio proceda a cumplir lo recogido en el artículo 9.1.f: “Ordenar la paralización inmediata de trabajos cuando, a juicio del inspector, se advierta la existencia de riesgo grave e inminente para la seguridad o salud de los trabajadores”.