www.melillahoy.es
La ONG urge a que los centros dispongan de materiales de protección ante el contagio, como mascarillas y guantes
Ampliar
La ONG urge a que los centros dispongan de materiales de protección ante el contagio, como mascarillas y guantes

Save the Children advierte del riesgo de la “masificación” del CETI con 1.700 acogidos

Esta ocupación de 1.659 inmigrantes, entre ellos 200 menores de edad, es una de las cifras más altas del centro migratorio melillense de los últimos años.- Es un 112% superior a su capacidad máxima, que es de 782 plazas

miércoles 25 de marzo de 2020, 04:03h
Save the Children ha pedido al Gobierno que tenga en cuenta el impacto que la prórroga del confinamiento por el COVID-19 va a tener en los colectivos más vulnerables, entre los que se encuentran los menores y las familias migrantes y refugiadas, muchas de las cuales sufren un nivel de “sobreocupación” en los centros migratorios en los que se encuentran acogidos. En el caso del CETI de Melilla, la ONG habla de “masificación”, con una ocupación de casi 1.700 personas, una de las cifras más elevadas de los últimos años y cercana a las que se dieron durante las crisis de las vallas en 2005 y 2014.
Según ha expuesto la ONG, en el CETI de Melilla se ha superado la capacidad en un 112%, ya que el centro solo dispone de 782 plazas, pero actualmente hay 1.659 personas conviviendo, entre ellas casi 200 menores de edad, en un espacio muy reducido.
Save the Children incluye el CETI melillense entre los centros “donde la masificación supone un riesgo para la salud del personal y de los internos”, al igual que sucede en el CETI de Ceuta, los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), Centros de Acogida de Refugiados (CARs) y centros de protección de menores, sobre los que la organización pone especial atención por la situación de sobreocupación en la que se encuentran.
Por ello, tras el anuncio de la ampliación del estado de alarma en España durante, al menos, 15 días más por la crisis sanitaria del virus Covid-19, Save the Children pide a todas las administraciones públicas que tengan en cuenta el impacto lo que supondrá mantener en estos centros durante 15 días más la cuarentena.
“En España hay más de 12.000 niños y niñas migrantes tutelados por la Administración Pública y en esta emergencia sanitaria no podemos olvidarnos de ellos. La falta de espacio en estos centros impide garantizar las medidas para la prevención del contagio propuestas por el Gobierno y puede generar estrés y malestar a los menores, así como desembocar en un incremento de tensión y conflictividad”, señala Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children.
“Además, para los adolescentes a punto de cumplir la mayoría de edad, el abandono del centro de protección representa una situación de alto riesgo de vulnerabilidad en estos tiempos de emergencia sanitaria”, añade.
La organización insta a las administraciones estatales y autonómicas a que, con base en las competencias que les correspondan, garanticen la salud y el bienestar de la infancia y de las familias migrantes y refugiadas en esta crisis.

Mascarillas y guantes
Concretamente, Save the Children pide garantizar el acceso al sistema sanitario a todas las personas, independientemente de su situación administrativa, y urge a que los centros dispongan de materiales de protección ante el contagio, como mascarillas y guantes.
En este sentido, la organización insiste en que es muy importante que los centros adopten protocolos y planes de emergencia en caso de brote de contagios para aislar y trasladar a las personas afectadas o a las que se encuentran en mayor riesgo.
Para la infancia tutelada por el Estado, Save the Children propone facilitar la acogida en pequeña escala en pisos o centros de menor tamaño para evitar masificación en los centros y respetar las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno, la prórroga de las tutelas y la acogida hasta la finalización del estado de alarma para los menores que cumplan 18 años, la planificación en la reanudación de los trámites administrativos para evitar que ningún niño o niña se quede en situación de irregularidad una vez alcanzada la mayoría de edad y, por último, la continuación de la educación y el apoyo terapéutico para quienes lo necesiten.
Recuerda que muchos adolescentes están expuestos a situaciones de calle y marginación social debido a su situación administrativa, a su condición de tránsito o a la vulnerabilidad causada por el cumplimiento de la mayoría de edad y el abandono del sistema de protección. Para ellos, Save the Children reclama la continuidad de la acogida en los centros de día y de acogida humanitaria durante el estado de alarma, además de equipos de mediación en calle para fortalecer el vínculo con las instituciones.