www.melillahoy.es

En un requerimiento, les piden que la comunicación a los trabajadores se envíe por burofax en 24 horas

Imagen del requerimiento por parte de Delegación del Gobierno para los ERTE
Imagen del requerimiento por parte de Delegación del Gobierno para los ERTE

Una asesoría se queja de que la Delegación está poniendo “trabas” a la hora de presentar los ERTE en Melilla

jueves 26 de marzo de 2020, 04:00h
Una trabajadora de una asesoría laboral de la ciudad se ha puesto en contacto con este Diario para expresar que la Delegación del Gobierno está poniendo “trabas” a la hora de presentar los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). Señaló que han enviado un total de ocho y ayer les respondieron con un requerimiento solicitándoles que la comunicación a los trabajadores se envíe por burofax o telegrama en un plazo de 24 horas. Esta melillense no entiende por qué se están poniendo “tantos impedimentos” y pidiendo numerosa documentación con la crisis sanitaria que existe.
Una trabajadora de una asesoría laboral de Melilla se queja de las “trabas” por parte de Delegación del Gobierno a la hora de presentar los ERTE de diferentes empresas ya que les han dado un plazo de 24 horas para que entreguen la documentación que se les pide porque si no se lo deniegan y ya no pueden volver a solicitarla.

Indicó que le han mandado un requerimiento exponiéndoles que la comunicación debe ir firmada por el empleador y con la autorización del empresario al representante para presentar la solicitud en el registro electrónico común.

Asimismo, se pide una comunicación fehaciente de la solicitud del ERTE al trabajador afectado a través de burofax o telegrama. De igual forma se debe hacer con los trabajadores transfronterizos, aunque esta trabajadora explica que “nunca ha sido así y la Ley no lo recoge”.
“En vez de facilitar el trabajo a las asesorías laborales y fiscales que presentan los ERTE lo que hacen es complicarlo”, dijo.

Sobre cómo envían la comunicación a los trabajadores, respondió que algunas empresas han facilitado los correos electrónicos de sus empleados, pero no todos tienen impresoras en sus cosas. "Es complicado, hay otros que no han firmado la comunicación y lo he presentado tal cual. Es ilógico todo lo que están solicitando y deberían de facilitar el trabajo. Nos vemos un poco saturados porque estamos trabajando desde casa y hay cosas que no podemos hacer", subrayó.

Aunque comentó que, por ejemplo, en Madrid han consensuado que después de que pase el estado de alarma, los trabajadores lo firmen ya que se ha realizado un escrito sobre que queda pendiente esa firma de los trabajadores. En Melilla, apuntó que, les pedían la firma de los trabajadores, pero ahora quieren que se envíe la comunicación del ERTE a través de un burofax a todos los trabajadores para que quede constancia de que les ha llegado.

Otro problema contó que tiene que ver con el cese de actividad extraordinaria de los autónomos porque cada mutua puso un formulario y mucha gente ya lo ha solicitado, pero ahora han comunicado que ya no vale y hay que solicitarlo a través un modelo genérico. Esta trabajadora expuso que los que hayan presentado la solicitud anteriormente no sirve y el autónomo tendrá que pagar su cuota.
“En Melilla se están poniendo muchas trabajas e impedimentos, solicitando documentación que no hace falta, en Delegación no cogen el teléfono y hay que mandar un correo, pero tampoco responden”, sostuvo.

Por último, remarcó que algunas empresas no se lo han podido comunicar a sus trabajadores. “Cuando pase, se puede requerir y firmar, pero no podemos enviar burofax teniendo que desplazarnos hasta Correos poniéndonos en riesgo”, concluyó.