www.melillahoy.es

El PP elabora un segundo plan de reactivación económica estructural tras la emergencia sanitaria

Juan José Imbroda, presidente del Partido Popular de Melilla
Juan José Imbroda, presidente del Partido Popular de Melilla

El primer paquete ya anunciado, abarca desde partidas de primera necesidad a ayudas para mitigar los efectos en pymes y autónomos

sábado 28 de marzo de 2020, 04:11h
Ante las declaraciones de la consejera de Hacienda de alcanzar el mayor consenso posible, el PP reitera su espíritu constructivo con todas las políticas urgentes y pide que se ejecuten con celeridad. El Partido Popular espera a que los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma sean aprobados definitivamente para poner sobre la mesa del ejecutivo local, medidas urgentes que “deben incorporarse en una inmediata modificación de las cuentas de este año 2020”.
Indican que más allá de políticas para paliar la actual situación, “tan necesarias para que trabajadores, autónomos, familias, profesionales, hostelería y pequeños comercios puedan hacer frente a la emergencia durante la etapa de alarma, el PP insistirá en que este 2020 se emprendan medidas de carácter económico estructural, que nos preparen para superar las dificultades a medio plazo”.

Medidas
Entre las medidas del primer Plan de Emergencia ya anunciada por valor de 30 millones de euros, el PP detalla las más destacadas, como las ayudas de primera necesidad y alquileres.

Las medidas urgentes incluyen una partida de 4,8 millones de euros para ayudas a las familias afectadas y más vulnerables, “bien a través de ayudas directas, bien a través de impulso presupuestario a entidades con solvencia demostrada en gestión social: ONG´s, banco de alimentos y otros”.

De igual modo, el Partido Popular propone la suspensión por tres meses, ampliable a 12, del alquiler a afectados del cobro de las hipotecas y alquileres por parte de Emvismesa. Este mismo apoyo a familias afectadas, se propone para las ayudas al alquiler privado de viviendas, con una cantidad de 450 euros/mes y de 600 para el arrendamiento de locales de negocios afectados por la alarma sanitaria.

Pymes y autónomos
Además propone que, de forma paralela, se adopten una serie de medidas fiscales, como la reducción al 50% del IPSI de todos los servicios y el de importación de determinados productos y una reducción del 25% del IBI de inmuebles de uso empresarial.

Igualmente importante, es la exención de tasas de mercados, IAE, kioskos, terrazas, escaparates y tarifas de aparcamientos públicos.

Reducir a la mitad las tasas de gua, basura industrial y ocupación de vías públicas, entre otros, así como ayudas al abono de suministro de electricidad, gas, telecomunicaciones y gastos fijos por un valor aproximado de 500 euros al mes y de 180 para gastos de seguridad social, así como ayudas para el abono al transporte de mercancías.

Generación de empleo
El Partido Popular propone en este primer plan de emergencia, que se aumente en 2 millones de euros las ayudas a la rehabilitación de viviendas y locales, se reduzca al 50% las tasas de licencias de obra, de apertura y de industria y se dote de un fondo extraordinario de 3,6 millones de euros en ayudas a la inversión, transformación digital, auto empleo y contratación de desempleados.

Ante las declaraciones de la consejera de Hacienda, de ‘alcanzar el mayor consenso posible’, “reiteramos nuestro espíritu constructivo con todas aquellas medidas que tengan la finalidad de paliar las necesidades más urgentes y sean ejecutadas con celeridad”, indican los populares.